lunes, 27 de abril de 2009

LA INFLUENZA Y EL TEMBLOR EN MÉXICO

Anoche soñé que oprimía el botón para llamar un elevador. Al llegar, abrió sus puertas y mostró un interior completamente oscuro al que ingresé sin temor alguno, no obstante no puder ver nada en su interior.

Hoy por la mañana, cuando escucho las noticias y me entero del aumento de las muertes por la influenza, y posteriormente sufro los embates del temblor de 5.7 -5.8 – ó 6 grados Ritchter de intensidad (aún no se ponen de acuerdo), me doy cuenta que voy todavía en el interior de ese elevador que no se dónde me llevará. No se si voy de subida o bajada…

Por eso queridos cinco lectores perdonen mi pesimismo.





De Floria Sigismondi