miércoles, 20 de mayo de 2009

Amadou & Mariam feat -M- Masiteladi



Estoy conociendo y disfrutando a Amadou & Miriam gracias a Moravia -quien tiene un gran imán para todo lo bello-, porque me recomendó este hermoso video, pero la música de Mali me la mostró Rocío, como buena ciudadana del mundo que es.

Welcome to Mali


Si algún día la música de Mali se haría internacional, jamás pensamos que sería de la mano de un matrimonio de no videntes. Es conmovedora la historia que unió a Mariam Doumbia (voz) y Amadou Bagayoko (guitarra y voz), dos cantantes aficionados de Mali que se conocieron de jóvenes en el Instituto Para Ciegos de Mali y descubrieron su pasión por la música, y desde entonces planearon una vida y oficio en común, descubierta más tarde por Manú Chao (productor hace dos años de su disco Dimanche à Bamako) y, desde él, todos nosotros.

Como dúo, Amadou & Mariam trabaja lo que se conoce como "afroblues", que poco tiene que ver con el molde blusero afroamericano. Aquí hay más percusión, más agitación rítmica y, si nos ajustamos a la definición de Wikipedia, "una mezcla del sonido tradicional de Mali con guitarras de rock, violines sirios, trompetas cubanas, ney egipcio (un tipo de flauta), trombones colombianos, tabla india y percusión de Dogon". No debe esperarse música definida necesariamente por un aire local, sino un sonido que, desde una raíz inequívocamente africana, se abre a influencias diversas y, sobre todo, invita cálidamente incluso a auditores que pudieran no tener conocimiento alguno de la música del continente negro. El mérito puede ser una mezcla del desprejuicio de los dos cantantes como de sus despiertos colaboradores, entre los cuales se cuenta ahora un ex Blur, nada menos.

En un tema como "Djama" hay definitivamente electrónica discotequera, así como en la encantadora "Sabali" (con el bajo del coproductor Damon Albarn) no puede negarse el barniz pop. La escucha de Welcome to Mali, un disco en el que se escuchan al menos cuatro idiomas, despeja las dudas sobre qué hacían Amadou & Mariam teloneando la última gira de Scissor Sisters, en el último cartel de Lollapalooza o con el encargo de composición para el último Mundial de Fútbol: su música es universal no el sentido odioso que dicta la categorización de world-music, sino en el apego esencial al mestizaje como mirada, no sólo como fórmula.

—Cristina Hynde

En: http://www.lamusica.emol.com/detalle/index.asp?idnoticia=332805

1 comentario:

Anónimo dijo...

Está chingón