domingo, 18 de noviembre de 2007

EL YUCATÁN DEL NO TE ENTIENDO


Con la música a otra parte

EL YUCATÁN DEL NO TE ENTIENDO
Teresa Carreón
El fin de semana pasado estuve en Yucatán. Esa península enamora a las personas que la visitan y genera la necesidad de regresar constantemente, porque nunca acaba uno de conocerla.

Recuerdo la primera vez que visité Chetumal (hace ya casi 30 años) y cómo me sorprendió ver que algunas personas, las más humildes, se bajaban de la banqueta por la que yo iba caminando, o bien que al hablar con ellas, bajaban la mirada. Busqué la razón de esa conducta que yo interpreté como de “rechazo” y la explicación fue que consideraban que yo era superior a ellos y por “respeto” debían realizar ese tipo de acciones. No podía creerlo.

Los estados de Quintana Roo, Yucatán y Campeche tienen un origen histórico común que afortunadamente ha sido imborrable por el fuego y la espada: la cultura maya cuya frondosidad invita a conocerla y reconocerse en sus raíces.

Así, hay múltiples vestigios que describen que los ancestros de los mayas originales que aún viven en esa zona, eran científicos, artistas, extraordinarios arquitectos, fervorosos seguidores de sus dioses; hubo grandes centros urbanos mayas en Yucatán, cada uno tenía autogobierno y fuerza militar (de organización similar a las polis griegas).

Se dice que por un desentendimiento verbal entre los mayas y los conquistadores, el nombre Yucatán significa “no te entiendo”; ésta creencia se nutre de varios relatos que coinciden este incierto significado. Según uno de ellos todo fue consecuencia de que un explorador hispano se acercó a un indígena maya y le preguntó cómo se llamaban esas tierras. El indio probablemente le respondió Yuk ak katán que en idioma maya yucateco significa no entiendo tu lengua. Otro dice que un conquistador se acercó a un indígena y le interrogó acerca del nombre de esas tierras, a lo que el indio respondió: Yucatán, que en su lengua significaba yo no soy de aquí. También se dice que los españoles dieron el nombre de Yucatán a la región porque los mayas contestaban a sus preguntas con la frase uh yu uthaan, que en maya significa oye como hablan, y los españoles entendieron Yucatán.

Muchas ciudades actuales en su origen fueron localidades mayas: Mérida (Tho), Campeche (Akimpech), Chetumal (Chaktemal), etc. A su vez, apellidos y nombres como Canul, Cahuich, Cohuó, Chi, Ay, Pat son apellidos que aún se conservan en pleno siglo XXI y tienen origen en los antiguos mayas.

Después del bullicio generado por el concurso de las siete maravillas del mundo, en el que Chichén Itzá forma parte del galardonado elenco, hay una lista de discusiones que deberá enfrentar el otrora pueblo de los Itzaes. Una de ellas no sólo se refiere a la conservación del majestuoso edificio por el cual Kukul Kan baja para regar su simiente y regresar al paraíso que constituye su morada medio año después, sino solventar los problemas de los terrenos en los cuales está asentada la recientemente catalogada maravilla del mundo, cancelar los jugosísimos negocios que realizan algunas empresas turísticas al llevar paseantes nocturnos por los hallazgos en los que el INAH se encuentra trabajando, con el pretexto que los espacios en los que se encuentran fincados, están en su terreno.

Pero uno de ellos y muy grave, es la amenaza de desalojo de los artesanos de Chichén Itzá. En una reunión efectuada en el auditorio Chilam Balam de la mencionada maravilla, manifestaron su temor de que sean desalojados con violencia de Chichén, como se rumorea entre ellos desde hace varias semanas. Dicho encuentro se hizo a petición de Silvia Cemé Mex, líder de los ambulantes. Los ambulantes indicaron que desempeñan un trabajo honesto, que son tranquilos y, contra lo que dicen las autoridades, dejan limpias las áreas que ocupan.

Un vendedor rechazó la propuesta de la alcaldesa de Tinum, Olga Argáez, de construir un centro artesanal en Pisté. Según dijo, la concejala no les pidió su opinión y los turistas tendrían que caminar mucho para llegar al tianguis.Los artesanos comentan que actualmente quienes visitan el sitio construido por los mayas tienen que pagar 98 pesos, lo que genera, según cifras extraoficiales, millón y medio de pesos al año. Le atribuyen la amenaza al empresario Fernando Barbachano. Comentan que hay rumores de que la cadena Wal-Mart estaría intentando poner un centro comercial en la zona.

El estado que registra una de las carteleras culturales más célebres y antiguas, el lugar de las fiestas de Carnestolendas, la Feria de X'matkuil, donde se celebra la fiesta de Hanal-Pixan ("Comida de las Animas"), que cuenta con el Ballet Folclórico Infantil “Siijil ka’an”(Nacidos del cielo) de Ticopó, bajo la dirección del maestro Martín Martínez Canto, el lugar donde se registran aún las "Serenatas Yucatecas" que se realizan todos los jueves del año en el poético rincón colonial del Parque de Santa Lucía, el estado donde se disfruta del baile de jaranas "La Vaquería Regional", la región donde se degusta una de las más variadas, antiguas y deliciosas muestras gastronómicas del país está poniendo en riesgo parte de su herencia al no resolver ésta problemática el gobierno de Yucatán, las autoridades del INAH, el gobierno federal y los voraces intereses de empresarios arcaicos que prefieren intercambiar su territorio a cambio de piedritas, dejando sin medio de subsistencia a cientos de familias, que a la postre son los dueños originarios.

Por eso, prefiero irme con la música a otra parte cantando la canción de Antonio Mediz Bolio y Guty Cardenas, Caminante del Mayab: Caminante, caminante, / que vas por los caminos, / por los viejos caminos/ del Mayab. / Que ves arder de tarde / las alas del Xtakay; / que ves brillar de noche / los ojos del cocay. / Caminante, caminante, / que oyes el canto triste/ de la paloma azul, / y el grito tembloroso/ del pájaro pujuy. / Caminante, caminante, / me has de decir si visteaparecer/ como una nube blanca/ que vino y que se fue/ y si escuchaste un canto/ como voz de mujer. / Caminante, caminante, / también en mi camino /la nube blanca vi, / también escuché el canto/ pobrecito de mí.

No hay comentarios: