viernes, 24 de diciembre de 2010

DESESPERANZA


Teresa Carreón

El cielo está turbio, el suelo seco y ya no da más. Cuando el horizonte se vacía diariamente por entregar el sol la dosis diaria de calor, ya no se repara lo raído. El sentimiento de los mexicanos es de total desesperanza y es relevante señalar que desde hace tiempo, muchos no nos sentíamos tan cerca.

Aunque parezca difícil de comprender para quien se encuentra lejos de nuestra realidad, el dolor, la pena, el espanto han acercado a personas que nunca se pensó que pudieran hacerlo.

¿Y cómo no va a ser así? Nos enteramos diariamente que cada día mueren personas que buscan justicia por actos perdonados por la autoridad encargadas de impartirla; que algún grupo de personas de naciones vecinas que en la búsqueda por mejorar sus paupérrimas condiciones de vida, han decidido arriesgar el pellejo atravesando nuestra tierra y van a parar a manos de vejadores profesionales respaldados por la autoridad; que hay poblados que pierden a una parte de su comunidad por la corrupción de altos funcionarios que toman la suerte de la población entera como si estuvieran jugando matatena; que un personaje observado por la gente por su ignominiosa actuación en la defensa de magnates, extrañamente se vuelve santo por una desaparición calificada de secuestro y cuyo desenlace parece producido por una televisora, y que además, mientras cualquier mujer violada después de vivir ese suplicio debe presentarse ante el Ministerio Público, el barbón sujeto aparece con un ramo de flores arguyendo calificativos que no explican nada de su sospechoso cautiverio; que existen poblaciones que se han vaciado por la balacera cuya ocurrencia se ha vuelto cotidiana y los empresarios de pompas fúnebres ya no encuentran el modo de guardar tanto dinero por los muertos del “daño colateral” que deben enterrar; que existen facinerosos personajes públicos que creen que ya nos acostumbramos a este vivir caótico y que se puede hacer con nuestro pueblo esto y más y han echado a andar la maquinaria de la mentira fabricada preparando la renovación de los principales cargos de decisión del gobierno con personajes capaces de dar continuidad a esta espantosa realidad, desoyendo el clamor popular; que…


El maridaje que se está dando entre la corrupción y la impunidad conlleva un peligro obvio, pero las autoridades aún no han reparado en ello.

Mejor me voy con la música a otra parte con la canción “Hey you” de Roger Waters: Pero sólo fue fantasía /La pared era demasiado alta, como puedes ver /No importa como intentó no pudo liberarse, con los gusanos comiéndole el cerebro /¡Hey tú! Allí fuera en el camino, haciendo lo que te dicen, ¿puedes ayudarme? /¡Hey tú! Allí detrás de la pared, matando esperanzas, ¿puedes ayudarme? /¡Hey tú! No me digas que no hay esperanza para nada /Juntos nos levantamos, divididos nos caemos…


 
Y como es navidad, pongo "Run like hell" de The Wall Tour 2010 con el genio Roger Waters, al cual asistí este año -ya me lo merecía- y espero ver muchos más...