viernes, 14 de mayo de 2010

UNIVERSIDADES PÚBLICAS Y PRIVADAS



Teresa Carreón

La universidad para muchos da status, asistir a ella permite una mayor influencia, gracias a ella se logra el cambio social, dicen algunos.
Universidad de París
La universidad fue creada en el siglo XII por órdenes religiosas en algunos casos, en otros, por comunidades de estudiantes y maestros, por ello desde sus orígenes, la universidad ha buscado su espacio vital entre la Iglesia y el Estado, que históricamente han luchado por su control.

Siendo su esfera de acción el mundo de las ideas, su creación y su interpretación, la universidad es el lugar donde idealmente se destruyen los dogmas. También es en ella donde se preparan y maduran los cuadros directivos de la sociedad, por lo que no se le puede separar de la política.

Allain Touraine ha expresado con gran claridad que “la universidad depende siempre de un poder que la financia, que reconoce sus diplomas y que confía en ella.” Quizá por ello las universidades y los colegios de los Legionarios de Cristo han sido famosos porque ahí, se dice, “se hacen buenas relaciones”, más que por la formación profesional o religiosa. Se van conociendo día con día algunos nombres de los grandes empresarios que fungieron como “benefactores” de las obras de Marcial Maciel recibiendo a cambio vínculos estrechos con el Vaticano.

Un gerente de recursos humanos de una empresa muy reconocida me confió hace algún tiempo haber recibido órdenes de no contratar a profesionistas provenientes de ninguna universidad pública. En el proceso de selección y contratación debía dejar fuera a los egresados del Instituto Politécnico Nacional, la Universidad Autónoma Metropolitana, las universidades estatales y la máxima casa de estudios: la UNAM. Pero son las instituciones de educación superior públicas las que generan casi el 50% de la investigación científica del país, frente al 5.5% que realizan solamente 15 institutos particulares. Esto significa que por cada 10 investigaciones producidas por instituciones públicas de educación superior, las privadas desarrollan sólo una.

¿Será por eso que dicen que la educación en México está por los suelos, al tener el mismo número de investigadores que Tailandia, aunque el pequeño país asiático tenga la mitad de población que nuestra empobrecida nación?

Mejor me voy con la música a otra parte con la canción de Eddie Vedder “Rise” (Levantarse): Tal es el camino del mundo /Nunca se sabe / Justo donde poner toda su fe / ¿Y cómo crecerán?

No hay comentarios: