viernes, 11 de septiembre de 2009

A desaparecer secretarías

Teresa Carreón

Esta semana será difícil de olvidar después de escuchar al presidente Calderón presentar el paquete económico y fiscal 2010, que incluye entre otras medidas la desaparición de las secretarías de Turismo (Sectur), Reforma Agraria (SRA) y de la Función Pública (SFP).

La desaparición de la SFP es correcta, dados sus nulos resultados en el combate a la corrupción, sin embargo, hay que analizar con detenimiento si ubicar la función en la mano derecha del Presidente es el lugar conveniente para perseguir a corruptos. Su desaparición no debe ser por una cuestión de ahorro, sino de efectividad. Ni hablar del interés del Presidente a los asuntos del campo al desaparecer la SRA.

El discurso que caracterizó el surgimiento de la Sectur, era que dados los litorales de nuestro país, aunados a la riqueza cultural, gastronómica, histórica y demás atributos, era posible seguir los pasos de España, país que buena parte de sus ingresos provienen de la industria turística. Pareciera que al desaparecer esa estructura, se podrá interpretar que esa actividad no tiene nada que aportar a la solución de la crisis en la que nos encontramos.

El turismo es la segunda fuente de divisas, por lo que uno de cada 10 empleos en el país está relacionado con esas actividades. Dubai, pese a ser un país petrolero, reporta ingresos en turismo del 30 por ciento. Debemos hacer más fuerte al turismo, no desaparecerlo y competir con otras naciones. Trasladar la función de Sectur a la Secretaría de Economía, dirigida por el gris y muy cuestionado Gerardo Ruiz Mateos, sólo lo fortalecerá a él.

En ese caso sería más conveniente recortar las plazas de la alta burocracia en la estructura del Gobierno Federal, con sueldos de 100 mil pesos mensuales y prestaciones anuales de 700 mil pesos promedio, que aumentaron 64 por ciento en los últimos cinco años, mientras que el universo de burócratas creció 23 por ciento. El aumento mayor se registró en la categoría de directores de áreas, según un análisis realizado por la fracción parlamentaria del PRI en el Senado de la República.

Mejor me voy con la música a otra parte con la canción “La granja” de Los Tigres Del Norte: Si la perra está amarrada / Aunque ladre todo el día / No la deben de soltar / Mi abuelito me decía / Que podrían arrepentirse / Los que no la conocían...

No hay comentarios: