viernes, 5 de junio de 2009

IMPORTANTES CONMEMORACIONES


Teresa Carreón

Esta primera semana de junio se conmemoran muy diversos acontecimientos: el día mundial del medio ambiente, la matanza de Tian’anmen y el aniversario de Rock 101.

El 5 de junio de 1992 se llevó a cabo la Cumbre de la Tierra en Brasil acordándose en ella medidas para la protección del medio ambiente. Fue un acontecimiento histórico muy significativo, ya que hizo del medio ambiente una prioridad a nivel mundial, debido a la insondable problemática que la humanidad tiene que enfrentar en esa materia.

Por otra parte, la masacre ocurrida en la Plaza de Tian’anmen se atribuye a la represión ejercida por el Ejército Popular de Liberación chino sobre los intelectuales, jóvenes y trabajadores, quienes venían manifestándose en contra de las reformas económicas, la inflación y el desempleo impuestos por el gobierno considerado represivo y corrupto, y que amenazaba sus formas de vida.

Perpetrada en la noche del 3 al 4 de junio de 1989, la matanza de Tian’anmen cumple este 4 de junio su vigésimo aniversario rodeada de un silencio oficial, fuertes medidas de seguridad, un aumento de la censura contra Internet y recordada sólo por unos pocos en China, sobre todo las madres de las víctimas. Beijing nunca ha permitido una investigación independiente de la ofensiva militar contra los manifestantes.

En 1984 en nuestro país, una mañana del 1º. de junio, hace 25 años, Luis Eduardo Salas iniciaría una aventura en el cuadrante de la radio mexicana, transformando a las generaciones que acudimos a su llamado…

Con programas como Sonorock 9, Rock 101 vestido de mujer, Salsabadeando, En los Cuernos de la luna, Radio Bestia, Chócolotwist, La Puertita anti-radio, los disímiles conductores Lynn Fainchtein, Jaime Pontones Schneider, Dominique Peralta, Iñaki Manero, entre otros locutores y colaboradores conocedores y amantes de la música, la literatura, la poesía y el arte en general, no sólo llenaron de buena música los oídos de jóvenes y los no tan jóvenes, sino que generaron un enorme diálogo entre los activos escuchas.

Recuerdo -con mucha nostalgia- haber escuchado una mañana en esa estación, durante el traslado hacia mi trabajo, la invitación de la conductora a comentar cuál era la música preferida para hacer el amor. Cualquiera supondría que ese tema sería mejor aceptado en algún programa nocturno, pero en Rock 101 eso no ocurría.

Como torrente llegaron las respuestas en una época en la que no había todavía teléfonos celulares. No vaya usted a suponer amable lectora y lector que las propuestas derramaban miel, no. Uno podía escuchar las mas diferentes propuestas musicales para aderezar el acto amoroso. La conductora tuvo el buen tino de presentar un fragmento de las canciones que la audiencia iba proponiendo, y así pude escuchar “Riders on the Storm” de The Doors , a propuesta de uno de los escuchas y la fanaticada se desbordó en comentarios, unos más inteligentes, otros hilarantes. El traslado hacia el lugar de mi destino esa mañana se hizo cortísimo.
Su programación musical estaba dedicada principalmente al rock en inglés, no comercial y experimental, rock en español creado en diferentes países de habla hispana, al mismo tiempo que al movimiento mexicano llamado “Rock en tu idioma”.
Al grito de "Puro, total y absoluto Rock & Roll" se presentaban las canciones.

Rock 101 hizo pedazos la estructura de la radio mexicana al transformar la forma tradicional de producir los programas de radio, al igual que el modo de comunicarse con la audiencia. Constituyó un oasis para quienes no querían ser sujetos de los productos que las compañías disqueras exigían que se pusiera en el gusto del consumidor.

Se dice que Rock 101 salió del aire porque no era negocio, pero un hecho decisivo para la desaparición de la estación fue el ingreso al Núcleo Radio Mil de los hermanos Huesca, quienes traían un proyecto más comercial para la estación, sin embargo desde entonces en esa frecuencia van y vienen proyectos que nadie escucha.

Jaime Pontones dijo “cuando desapareció Rock 101, apague la radio”. Yo hice lo mismo…

Mejor yo me voy con la música a otra parte, con la canción “Rock and Roll” de Led Zeppelín: Hace mucho tiempo que no rocanroleo. /Hace mucho tiempo que salí a dar un paseo. /Déjame regresar, nena, déjame regresar, /déjame regresar a mi origen. /Ha sido mucho tiempo, ha sido mucho tiempo, /ha sido mucho tiempo de soledad. Sí lo ha sido.