viernes, 10 de octubre de 2008

Conmoción en el mundo en 1968


Teresa Carreón

El año de 1968 ha sido reiteradamente señalado como un año que ha marcado un hito en la historia mundial; inquietante y extraño año histórico repleto de acontecimientos eminentemente significativos, sin los cuales resultaría imposible comprender la realidad actual. La sucesión de hechos históricos trascendentes se ubica por el Continente Americano, por Europa y Asia.

En documentos como "El Año Histórico de 1968" de Ricardo Ribera, se pasa revista a los hechos de la época y aquí hay un extracto:

* El mayo francés. Durante más de un mes, los estudiantes universitarios de París y otras ciudades francesas tuvieron en jaque al gobierno derechista del duro general De Gaulle. La revuelta, iniciada en asambleas de los recintos universitarios y trasladada rápidamente a las calles, levantó barricadas y aisló del resto de la ciudad el céntrico Barrio Latino, habitado mayormente por estudiantes y extranjeros.

* La primavera de Praga y su aplastamiento. Paralelamente a los acontecimientos del mayo francés, que galvanizó el descontento de los estratos juveniles en Europa occidental, al otro lado de "la cortina de hierro" (según la expresión de Churchill), en los países de Europa del Este, las expectativas se levantaban en torno al experimento de reforma del socialismo emprendido por las autoridades checoslovacas.

* Auge y fracaso de la revolución cultural china. 1968 fue un año decisivo para el futuro de China: la revolución cultural maoísta, iniciativa levantada por Mao Tse Tung no logró reponerse y pasó a la historia como otro fracaso del "gran timonel".

* La ofensiva del Tet en Vietnam. 1968 significó un punto de inflexión en la guerra de Vietnam, señalando un antes y un después. La presencia militar norteamericana estaba en esa fecha en su punto más alto: 536 mil soldados. Pero, la ofensiva guerrillera del mes de enero, coincidiendo con las festividades del Tet que marcan el inicio de la época lluviosa en el trópico vietnamita, cambió la tendencia a la escalada militar y a partir de ese momento Estados Unidos buscó la forma de retirarse. El fracaso del intervencionismo imperial se hizo patente e insostenible.

* Las protestas por Vietnam, el movimiento hippie y el festival de Woodstock. La derrota de Estados Unidos fue obra del pueblo vietnamita, que pagó un precio muy elevado: cerca de un millón de muertos. Pero, sin duda, resultó determinante también el vuelco de la opinión pública norteamericana contra la continuación de esa guerra que cobró 58 mil vidas de jóvenes estadounidenses y destrozó el futuro de unos 300 mil que fueron heridos o mutilados.

* La matanza de Tlatelolco. Los acontecimientos de 1968 en nuestra capital, iban a demostrar el dramatismo que las luchas sociales podían alcanzar. Nuevamente, los estudiantes universitarios eran los grandes protagonistas. Pero una protesta pacífica terminó en una masacre. Se explicaría que tal represión violenta sucediera en alguna de las dictaduras militares que asolaban el continente, pero no en México, que junto con Chile y Costa Rica, era de los pocos países latinoamericanos con larga tradición democrática en esa época. El gobierno de Díaz Ordaz venía mostrando una tendencia al autoritarismo que se exacerbó en la coyuntura del 68.

* La huelga de ANDES. El 21 de junio de 1968, un día antes del Día del Maestro, el magisterio nacional de El Salvador se proclamó en huelga general, marcando el inicio de la crisis social derivada del proceso de integración económica de la región, conocido como Mercado Común Centroamericano. Su fracaso provocó la guerra entre El Salvador y Honduras de 1969, y sentaba las bases para la exacerbación de las contradicciones sociales a todo lo largo de la década de los setenta.

* "I had a dream" en Memphis, Tennessee, el "sueño" de Martin Luther King se convirtió en pesadilla el 4 de abril de 1968. Una de las figuras más importantes de la lucha por los derechos civiles y la igualdad de razas, moría asesinada en el motel Lorraine. La rabia e indignación que el atentado racista provocó entre sus simpatizantes derivó en violentos disturbios y protestas por todo el país, que dejaron cerca de 50 muertos y más de 25.000 detenciones.

* Berlín, la capital alemana fue escenario de violentos enfrentamientos entre la policía y los estudiantes, que pedían reformas en la educación, libertad sexual o la emancipación de la mujer. El movimiento estudiantil se había radicalizado a partir de la muerte, el 2 de junio de 1967, de un estudiante (Benno Ohnesorg) por los disparos de la policía durante una marcha de protesta contra la visita del Sha de Persia. De los grupos más extremistas surgieron después grupos terroristas como la RAF (Fracción del Ejército Rojo).

* En Irlanda del Norte, los católicos del ULSTER protagonizan marchas pacíficas en defensa de sus derechos civiles, especialmente por el trato discriminatorio en cuestiones de vivienda y empleo, y convocan una gran protesta en Londonberry para el 8 de octubre de 1968. Los protestantes anuncian también para ese día una gran manifestación, que se saldó con importantes disturbios y la intervención de la policía. Al crecer la tensión entre ambas comunidades, el IRA (Ejército Republicano Irlandés), inicia una campaña de violencia, finalizando con el desembarco de las tropas británicas en costas irlandesas.

* En Tokio, Japón, los universitarios protagonizaron numerosas protestas contra el Tratado de Seguridad (Ampo) firmado con EEUU y, por extensión, contra el acuerdo de paz entre Japón y Corea del Sur, y contra la Guerra de Vietnam, y fueron sumando otras reivindicaciones. Las protestas se generalizaron más allá de los campus universitarios: huelguistas y manifestantes plantaban cara a la policía con piedras, palos y bombas molotov. Incluso quienes estaban a favor o en contra de las protestas se enfrentaban entre sí. Las huelgas estudiantiles duraron hasta la primavera de 1970.

* También en Roma hubo protestas estudiantiles y huelgas demandando reformas educativas en la primavera del 68. Las universidades de Roma, Trento y Torino fueron los principales escenarios de las protestas y disturbios que desembocaron en auténticas batallas campales con la policía.

1968 ha sido identificado también, como una revolución cultural. Los Rolling Stones y Janis Joplin, entre otros, esparcieron por el mundo la semilla y la esencia del movimiento de transformación. El rock and roll fue una de las principales señas de identidad de los hippies que simbolizaban el cambio, la insurgencia, el inconformismo. La banda sonora "Hair" representaba perfectamente el espíritu de 1968. Su canción "Aquarius" proclamaba la libertad, el amor libre y un mundo nuevo convirtiéndose en otro de los símbolos culturales.



Mientras que el Papa Pablo VI condenaba el uso de anticonceptivos, The Doors cantaban la erótica "Hello I love you", o la antibelicista "El soldado desconocido". Joan Manuel Serrat, con su canción "Poco antes de que den la diez", mostraba el cambio que se estaba produciendo en la sociedad al atreverse a cuestionar una de las tradiciones clásicas de la cultura familiar española: la inocencia de sus jovencitas.

En México, los jóvenes del Comité de Huelga, de la Escuela Superior de Ingeniería y Arquitectura de Zacatenco, en agosto de 1968 modificarían la letra de la famosa canción de protesta "Aleluya", interpretada por Massiel. Con ella, yo me voy con la música a otra parte: Estas son las cosas que me hacen/repudiar al gobierno loco del/fascista Días Ordáz, fuera Tavo, fuera Tavo, aleluya. /Las metrallas en la mano/un herido muy cercano/la masacre no termina/una noche de granadas/muchas vidas destrozadas. /Aleluya.

No hay comentarios: