viernes, 15 de agosto de 2008

CHINA Y EL NÚMERO 8


Con la música a otra parte

China ha querido utilizar las olimpiadas, para mostrar al mundo su poderío como país en pleno desarrollo económico, ubicándose así entre las potencias del mundo. Al convertirse en anfitrión de las olimpiadas, China escogió para su inauguración, el 8 de agosto del 2008, por ser en su cultura, símbolo de buena fortuna.

Pero tal parece que a China el número 8 no le ha traído la suerte que esperaba y algunas expectativas puestas en el número 8 se han ido desmoronando al pasar por 5 meses de tragedias. El 25 de enero del 2008, una severa tormenta de nieve golpeó el sur de China, ocasionando 107 muertes, 8 desaparecidos, y pérdidas por 111 mil millones de yuanes (15.000 millones de dólares). El 14 de marzo del 2008 se inició el conflicto en el Tibet. Durante varios días se registraron enfurecidas protestas contra el régimen chino por la ocupación del "Techo del mundo" desde hace casi cinco décadas. En los disturbios iniciados por monjes budistas, se reportaron algunos muertos, varios heridos y decenas de negocios incendiados.

El 12 de mayo del 2008 un terremoto sacudió la provincia de Sichuan. El sismo ocurrido 88 días antes del inicio de los Juegos Olímpicos se registró a las 14:28 horas, alcanzando una magnitud de 8 grados en la escala de Richter. El terremoto causó cerca de 88.000 muertos y desaparecidos y dejó a casi cinco millones de personas sin hogar.

En ese país como en muchos, la influencia que se le atribuye a los números es enorme. Y cómo no hacerlo si los números son tal vez uno de los conceptos humanos más perfectos. En el año 530 a.C. el filósofo griego Pitágoras, afirmó que "todo es matemáticas", por lo que estudió y clasificó los números, determinando en su doctrina pitagórica la relación existente entre el orden cósmico y el moral.

Para el sistema adivinatorio, la numerología consiste en atribuir un significado simbólico a cada uno de los números. Los enterados en estas cuestiones afirman que mientras que la aritmética es una rama de las matemáticas que sirve para contar lo visible, la numerología cuenta lo invisible. Su principal objetivo se relaciona con las vibraciones de cada ser humano, y la elevación de su alma.

Bajo el criterio de la numerología, al número 8 se le relaciona con la carta del tarot de la justicia. Se divide en dos partes iguales 4+4, que a su vez se divide en otros dos números iguales 2+2, los cuales también se dividen en dos números iguales 1+1, de ahí que signifique equidad, justicia, equilibrio.

En el simbolismo de la naturaleza anatómica, el 8 se asocia con la vagina, es decir, con la "puerta" por la que una nueva vida entra en el mundo. Por su forma hecha con dos círculos superpuestos, representa el movimiento en espiral de los cielos en su continuo flujo y reflujo, simbolizando la ley de causa y efecto. El ocho tumbado es el símbolo matemático del infinito.
El 2008 es un año universal, desde el punto de vista de la numerología, ya que al sumarse sus dígitos da "1", lo que representa innovación, nuevos comienzos; se inicia un nuevo tramo de 9 años en la evolución colectiva, ascendiendo un nivel mas en la espiral de evolución desde el ultimo año universal "1" ocurrido en 1999. Los numerólogos dicen que el 8 hará sentir su poder en el plano físico y espiritual sobre todo en el mes 8, agosto.

Hay números yin (0–2–4–6-9) y yang (1–3–5–7–9). A pesar de ser par, el 8 tiene también integrada la energía yang masculina, se lo considera con ambas características. El ocho es el número que corresponde al Séfira (sendero) Hod del Árbol Cabalístico, representa la fuerza mercuriana, del esplendor, la gloria, la que se ocupa de traer a la Tierra los mensajes del cielo. Es el número de la conectividad y es también el signo del infinito y de la eternidad.

Los grupos esotéricos han avisado que comenzando con el eclipse total de sol del pasado 1 de agosto del 2008, la tierra y la humanidad experimentarán otro ciclo de aceleración y expansión de su estado de conciencia. Han afirmado que el día 8.8.2008 el planeta azul será receptor de un auténtico bombardeo de luz con la apertura del Portal de Orión. No se trata de un simple encuentro entre grupos de iluminados, sino de un acontecimiento de alcance mundial, ya que el corazón de cada ser humano recibirá una descarga de energía de alto poder contagioso. Algo así como una pandemia amorosa. Su efecto será en cierta forma comparable (en nuestra psique) al del hongo nuclear, su propulsor será el amor en toda su pureza.

Se darán las condiciones para que se produzca una nueva convergencia armónica (evento cosmológico metafísico en el que se mide el nivel de la vibración de la energía del planeta) para con ella, avanzar en la evolución de la tierra y en la conciencia global. Este evento cosmológico se encuentra en las profecías de los mayas y de los hopi, por lo cual no es casualidad que el calendario maya termine precisamente en el año 2012. Según la información que se está circulando, la activación del Portal de Orión deberá realizarse el 08.08.2008, en la Isla de Pascua, Chile y en los "lugares sagrados" designados.

Valdría la pena realizar alguna ceremonia para "desenchamucar" a los señores del poder en el mundo y del G-8.

Y con tanto ocho y letras "o", recordaré la canción "Ojo con los Orozco" del argentino León Gieco, que me llevará con la música a otra parte: Nosotros no somos como los Orozco, /yo los conozco, son ocho los monos: /Pocho, Toto, Cholo, Tom,/ Moncho, Rodolfo, Otto, Pololo./Yo pongo los votos sólo por Rodolfo,/los otros son locos, yo los conozco, no los soporto./Stop. Stop.