viernes, 19 de marzo de 2010

¿PARA QUE SIRVE EL PROGRAMA DE APOYO ALIMENTARIO?


Teresa Carreón

Investigadores del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) detectaron que desde hace una década, la población de zonas rurales presenta más sobrepeso y obesidad, debido a que en los establecimientos de Diconsa se venden productos “poco saludables” con alto contenido en azúcar, carbohidratos refinados, sodio, grasas saturadas y trans (las que hacen descender el colesterol "bueno" y elevan el "malo" aumentando el riesgo de arteriosclerosis).

Así pues, la más grande red de distribución que existe en Latinoamérica de productos de primera necesidad, Diconsa, vende productos “chatarra” en sus 23 mil establecimientos, contraviniendo sus objetivos nutricionales.

Edgar Martín Ramírez Pech, Director de esa institución, argumenta que no es el gobierno federal quien promueve la venta de los productos chatarra, ya que los propietarios de los comercios son los consejos comunitarios, quienes están en libertad de ofrecer los productos que les demanda la comunidad. Señaló que, como parte del Acuerdo Nacional de Salud Alimentaria -suscrito por una decena de instancias gubernamentales- “se tendrá que orientar y reeducar a la población sobre hábitos saludables de alimentación. Un reto para el programa y las tiendas Diconsa es fomentar el consumo de alimentos nutritivos en la población y no sólo mejorar las condiciones de abasto de las localidades. Las tiendas Diconsa podrían constituirse en centros de alfabetización nutricional, al poner al alcance de los consumidores información sobre las mejores opciones de compra desde el punto de vista de la nutrición y la salud”.

La idea sería genial si no fuera porque la institución que dirige Ramírez Pech opera desde el año 2004, el Programa de Apoyo Alimentario (PAL), uno de cuyos objetivos es el de desarrollar las capacidades básicas que mejoren la nutrición de la población.

Copiado del famoso “Kilo de Ayuda”, el programa alimentario originalmente ofrecería capacitación a la población beneficiaria, sobre aspectos nutricionales precisamente para que supiera cómo balancear su alimentación resolviendo problemas de bajo peso en los niños y previniendo problemas de obesidad. Ahora, la capacitación se ha reducido a “servicios de orientación y promoción social” que en papel, son visitas bimestrales a las localidades con el fin de brindar asesoría en temáticas tales como: Programas Sociales, Higiene Personal y del Entorno, Promoción de la Salud, Nutrición, Alimentación en Grupos de Edad, Desarrollo de Capacidades para la Toma de Decisiones.

De acuerdo con la evaluación externa realizada por la Universidad de Guadalajara en 2009 al PAL, solamente el 37% de los encuestados manifestaron haber recibido 2 pláticas durante 2009 (pág. 194). 
Mejor me voy con la música a otra parte con la canción “Society” del genial cantante, Eddie Vedder: Están aquellos pensando más o menos, menos es más /Pero si menos es más, como mantendrías anotando? /Significa que por cada punto que hagas, tu nivel baja /Es como si estuvieras partiendo de la cima… /Y no puedes hacer eso.


No hay comentarios: