viernes, 8 de abril de 2011

VIOLENCIA GENERA VIOLENCIA

"El mundo ya no es digno de la palabra, nos la ahogaron adentro, como te asfixiaron, como te desgarraron a ti los pulmones. Y el dolor no se me aparta, sólo tengo al mundo por el silencio de los justos. Sólo por tu silencio y por mi sikencio, Juanelo".
Javier Sicilia

Teresa Carreón

Los hechos, dichos y cifras de la semana nos ponen a reflexionar. En “Síntesis Educativa”, periódico hecho por educadores (http://urlcorta.ws/?i=1mq ), leí un reportaje que afirma que la exposición a actos violentos genera agresividad, según un estudio realizado por un grupo de investigadores de las Universidad Deusto en España y algunos expertos de universidades de Estados Unidos, Holanda y Alemania.




El estudio consultó a 800 niños de entre 8 y 12 años, sobre si habían sido víctimas o testigos de actos de violencia en la escuela, el vecindario, el hogar o en la televisión, y sobre su apreciación moral de los hechos que habían presenciado, midiendo la agresividad de los infantes con base en sus respuestas y las opiniones de sus compañeros. Izaskun Orue, líder de la investigación, afirmó que los escolares que habían presenciado actos violentos eran más agresivos; ser testigo de la violencia -o víctima- también tiene su efecto en el aumento de la agresividad.


Presenciar continuamente actos violentos en el hogar, la escuela o en la televisión, o ser víctima de la violencia, los hace verla como algo normal y aceptable. Creer que la agresividad es normal sólo produce más agresividad. "La gente expuesta a una dieta de violencia acaba creyendo que la agresión es un modo normal de resolver los conflictos y conseguir lo que se desea. Estas creencias debilitan las inhibiciones frente a la agresión a otros", sostienen los autores.

Por su parte, el titular de la Agencia para el Control de Drogas de Estados Unidos (DEA, en inglés), Michele M. Leonhart, aseguró que “este nivel de violencia visto aquí desafortunadamente es una señal de éxito en la lucha contra los cárteles; son como animales enjaulados y como animales están atacándose los unos a los otros.”

En su oportunidad, el ex embajador de Estados Unidos en México Carlos Pascual admitió que su país es “corresponsable” por la violencia que azota a muchas comunidades mexicanas, pues la mayor parte de la droga es consumida en la Unión Americana, generando enormes flujos de efectivo que permiten a las organizaciones criminales trasnacionales operar. Sin embargo, dijo que un factor que hace la diferencia es que esa nación tiene un sistema de justicia civil que aplica la ley y deja en claro a los criminales que hay un costo por el crimen violento, porque “el imperio de la ley importa y funciona”.


Así las cosas, la espiral de violencia en la que nos sumimos día a día revela cifras rojas porque ya suman 40,000 los muertos clasificados como “daños colaterales” de una guerra declarada contra el narco desde Los Pinos, entre los que se encuentran civiles, hombres y mujeres de diversas edades sin vínculo alguno con cualquier bando; también hay los desplazados que ya no incluyen exclusivamente a quienes han abandonado sus hogares y pueblos, sino también a médicos que han decidido abandonar su profesión huyendo de las balas. Ahora también un poeta ha abandonado su oficio, Javier Sicilia…



Mejor me voy con la música a otra parte con la canción “War” (Guerra) interpretada por Edwin Star: Guerra. / ¿Para qué es buena? /absolutamente para nada.

No hay comentarios: