sábado, 14 de agosto de 2010

LOS RECHAZADOS


Teresa Carreón


El cantautor español Ismael Serrano, se encuentra en Argentina presentando su nuevo álbum Acuérdate de vivir, el cual explicó, apuesta a revertir "el concepto de que la vida es una renuncia constante", así pues, su octavo CD "habla de la necesidad que tenemos de recuperar la idea de que vivir ha de ser perseguir los sueños". Esto viene a cuento a propósito de la manifestación en el Zócalo de nuestra ciudad el día de ayer, de jóvenes rechazados del IPN y la UNAM.

Año con año más de 150 mil jóvenes son rechazados del nivel superior de la educación pública. Parece ser que al gobierno dejó de importarle la formación profesional de nuestra juventud. Ronda la idea de que su único interés es formar obreros calificados que respondan a las necesidades de mano de obra de las empresas trasnacionales.

La directora del Programa de la Conferencia Mundial de la Juventud 2010 (CMJ), Teresa Lanzagorta ha afirmado que el mayor problema inicia en el bachillerato cuando la cobertura educativa deja sin oportunidad de estudio a 22% de jóvenes mexicanos, agudizándose cuando el 32% de estudiantes que ingresan, desertan. “Esto representa una desbandada de jóvenes que interrumpen sus estudios entre los 16 y 17 años”, las razones son diversas y apuntan a situaciones de pobreza, expulsiones y embarazos no deseados, pero “el factor clave en la deserción escolar del bachillerato está en la mala focalización de la educación”, añadió en entrevista.

Teresa Lanzagorta ha enfatizado que referirse como estudiantes “rechazados” a quienes no tuvieron la oportunidad de ingresar al nivel medio superior, es grave porque “se deja el problema en el joven: Ustedes son los rechazados, cuando en realidad la frase debería decir: No tuvimos la capacidad de aceptarlos”.


La educación encierra dentro de sí una promesa, tanto para el destinatario como para la sociedad que espera recibir sus beneficios. La perspectiva es que entre más educación se otorgue al sujeto, mayores serán los ingresos que éste recibirá. Las expectativas de movilidad social se basan en esa creencia.
Al haberse promovido la idea del cumplimiento de grados académicos como una inversión rentable, quienes no tienen acceso a alguno de los sistemas de educación superior en nuestro país (universidades, tecnológicos y normales), tendrán un argumento poderoso contra el sistema educativo que no les pudo dar cobijo, de su desventura económica. De igual modo, se ha justificado a quienes exigen rentabilidad por los conocimientos, despreciando los estudios “no productivos”. Bástenos recordar al desaparecido Carlos Abascal Carranza quien como titular del trabajo proponía desaparecer profesiones como la sociología, basándose en la creencia de que la escuela debía estar vinculada a la industria…

Mejor me voy con la música a otra parte con la canción de Ismael Serrano “Podría ser”: Podría ser jardinero en Marte, /médico de flores, poeta ambulante /deshollinador volando en tejados, /probador de espejos, o pirata honrado. /Quisiera ser hombre al fin al cabo. /Pensándolo bien, me conformo con menos.

No hay comentarios: