viernes, 16 de julio de 2010

EJEMPLO DE LIDERAZGO


Teresa Carreón

La difícil tarea de liderar, de guiar a otros hacia la consecución de objetivos comunes es tan sencilla y a la vez tan compleja, que alguna vez el autor del Principito, Saint Exupéry, dijo "Si quieres construir un barco, no empieces por cortar las maderas y distribuir el trabajo, sino que primero has de saber evocar en los hombres el anhelo del mar libre y abierto".

El mejor ejemplo de ello es la empresa más importante en el mundo de animación así como uno de sus principales productos: Pixar y Toy Story 3.

Pixar es una empresa conformada por más de mil empleados que ocupan su tiempo imaginando y dándole rienda suelta a su creatividad; su vida laboral está rodeada de juguetes, van de un lado a otro de la empresa en patineta y si el cansancio los vence, siempre estará la mesa de billar para retar a otros compañeros. Su filosofía de trabajo es "Cualquiera de nuestras creaciones será tan buena como lo bien que nos lo hayamos pasado haciéndola".

Pixar es dirigida por John Lasseter, director general creativo, Ed Catmull, presidente y Steve Jobs, director también de Apple, quienes la han llevado al éxito. Entre los inmejorables productos que de ahí han salido se encuentran la saga de Toy Story, Buscando a Nemo, Monsters Inc., Ratatouille, Wall-E, Up, Los Increíbles, entre otros. Pero muy probablemente, otro de los factores de éxito quizá sea el ambiente que el propio John Lasseter promueve entre sus subordinados, quienes aún contando con libertad de horario y desarrollando su labor en condiciones idílicas, nada les impide tanto a creativos y técnicos, trabajar durísimo.

Llevan recaudados millones de dólares en cines de todo el mundo con sus éxitos de taquilla producidos a lo largo de 15 años, por lo que el futuro les depara un porvenir dorado ganando mucho dinero, pasándosela en grande y haciéndole pasar al espectador momentos maravillosos.

La tercera entrega de Toy Story, dirigida por Lee Unkrich, quizá la más bella, continúa su reflexión sobre el futuro de los juguetes una vez que Andy, quien ha cumplido diecisiete años de edad, se prepara para irse a la universidad, en tanto que Woody y Buzz Lightyear se preocupan junto con el resto de los juguetes por su incierto futuro.

La situación melodramática lleva a los juguetes a una guardería donde vivirán terroríficas y divertidas aventuras, en las que Woody tendrá un papel sobresaliente por su gran carisma, liderazgo y responsabilidad. Y es que en esta pieza Woody nos está dando una gran lección acerca de liderazgo, ya que según los teóricos, un líder debe hacer crecer a su gente, enseñando, delegando funciones y creando oportunidades para todos, interesándose en la gente y demostrándoselo estando cerca de ella, buscando nuevas y mejores maneras de hacer las cosas, empleando el poder de manera responsable, actuando en beneficio de todos, mostrando valentía en sus decisiones, propiciando la seguridad en sus seguidores y desarrollando la valentía en los demás, siendo coherente entre lo que dice y lo que hace, asumiendo riesgos y manteniéndose cerca de su grupo para afrontar las consecuencias, trabajando verdaderamente en equipo con un espíritu de interdependencia, creando una atmósfera cálida y agradable para la consecución de objetivos comunes. Seguramente Lasseter se habrá proyectado en el personaje de Woody, logrando con ello, mostrar cómo debe ser un buen líder.

Mejor me voy con la música a otra parte con la canción de Carole King “Where you lead” (Donde vayas): Donde vayas, te seguiré/ A cualquier sitio que me digas/ Si necesitas, si me necesitas contigo/ Te seguiré donde vayas…

No hay comentarios: