viernes, 27 de marzo de 2009

WATCHMEN



Esta es la historia-tributo que viene incluida con los doce números, si te hizo falta reconocerla, entonces aquí la tienes completa.
Al final del número 5 dice:

«Tigre, tigre
de ardiente brillo,
en la selva de la noche,
qué mano, qué ojo inmortal
pudo trazar tu aterradora simetría.»
-Wm. Blake
También al final del número 6 debe leerse lo siguiente:

«No luches
contra monstruos,
conviértete
en monstruo,
si miras
al abismo,
el abismo
te devuelve
la mirada.»
-Friedrich Wilhelm Nietzche

MORIR DE MIEDO


Teresa Carreón

En enero una noticia proveniente de Gaza pasó inadvertida: nos avisaba que Christine murió de miedo.

Después de siete días consecutivos de la lluvia de plomo que inundó el barrio pobre Al–Remal, el corazón de Christine se detuvo de miedo. Tenía 14 años, era estudiante de décimo grado e hija de un médico. «Murió de miedo. Desde que comenzó la guerra sintió el peligro, sufrió desórdenes neuróticos e histeria como tantos otros niños. Cuando los F-16 volvieron a disparar los misiles aquel viernes, cayó al suelo aterrorizada por el ruido. Su padre intentó ayudarla, pero no pudo. La tomó en sus brazos para intentar reanimarla en el hospital, pero murió antes de llegar».

Quien contó esto es el sacerdote que representa a la iglesia del patriarcado latino de Gaza, Manawei Mussallam, vinculado íntimamente a la pequeña comunidad cristiana ortodoxa a la que pertenece la familia de Christine, a quien no se pudo dar sepultura hasta cinco días después de su muerte, debido al frenético traqueteo de la guerra. Era el 7 de enero, día festivo para la fe cristiana.

El diagnóstico forense de Christine señaló un ataque al corazón como dato de muerte. Con ello, se acrecientan los números de las pérdidas terribles de otra generación de niños gazatíes, que se consumen presa del terror a morir asesinados mientras duermen, de camino al colegio o confundidos en inmensos desórdenes psicológicos después de ver a sus padres impotentes e incapaces de proporcionarles seguridad.

Desde el 27 de diciembre del año pasado han perecido por lo menos, trescientos menores en la Franja. Pero la tragedia persiste por los pequeños que todavía están vivos y su sufrimiento es espantoso: «El 36% de los niños de entre 8 y 12 años y el 17% de las niñas, desea morir en los ataques del Ejército de Israel», según los datos del Programa de Salud Mental de la Comunidad de Gaza que dirige el doctor Eyad al-Sarraj desde hace más de diecisiete años y durante los que ha podido documentar cómo las graves secuelas mentales acaban arrojando a los menores en brazos de los grupos armados en la edad adulta. «Un niño expuesto a tanta violencia se convierte en violento», ratifica el director del hospital psiquiátrico de Gaza, Aish Samur.

Los menores de Gaza dibujan tanques, puestos militares, se comen las uñas, tienen pesadillas y padecen dolores de causa desconocida, llantos y episodios de introversión. Un 47% sufre traumas psicológicos sin que sus familias se den cuenta. El 30% se niegan a dormir solos y arrastran una severa incontinencia urinaria. Con la operación lanzada por Israel y denominada mordazmente “Invierno caliente”, aumentó un tercio el número de pacientes infantiles en los servicios de psiquiatría, donde tratan de sacarles de su mente las escenas de muerte, de funerales, de niños asesinados que taladran permanentemente su memoria.

Meses después de los bélicos operativos israelíes, la organización internacional de defensa de los derechos humanos Human Rights Watch (HRW), ha denunciado que Israel cometió "crímenes de guerra" al utilizar bombas de fósforo blanco contra la población civil en su ofensiva en Gaza, entre el 27 de diciembre y el 18 de enero pasados.

En el informe, recientemente presentado y titulado “Lluvia de fuego: el uso ilegal de fósforo blanco en Gaza por parte de Israel”, la organización critica que Israel haya empleado fósforo blanco de forma repetida en áreas densamente pobladas, y no como lo permite el derecho de la guerra, empleado sólo en zonas abiertas para crear cortinas de humo.

HRW ha recogido más de una veintena de restos de bombas de fósforo blanco de 155 milímetros -todas ellas producidas en Estados Unidos- en calles residenciales, tejados de viviendas, una escuela de la ONU, un hospital, un mercado y otras instalaciones civiles. En el ataque sobre la franja murieron 1417 personas, según el Centro Palestino para los Derechos Humanos.
"El uso de fósforo blanco no está prohibido per se, pero existen normas internacionales que exigen tomar todas las precauciones posibles para proteger a los civiles, algo que no se hizo", ha declarado Hill Van Esveld, abogado de HRW y uno de los autores del informe. "Dañar deliberadamente o por imprudencia a civiles de forma innecesaria constituye un crimen de guerra", afirma categóricamente el abogado.

El Ejército israelí, ha recibido numerosas críticas por parte de organizaciones internacionales y de algunos grupos israelíes que se oponen a la guerra, y ha anunciado que no llevaría a cabo una investigación interna sobre el uso de fósforo blanco tras finalizar la ofensiva de 22 días sobre Gaza.

La foto de Christine con su pequeño cuerpo amortajado, al salir en los periódicos árabes de Israel ha sacudido conciencias, aunque nunca las suficientes. En el diario 'Al-Quds', el autor palestino Sam Bahour escribía: «Nunca te conocí y sin embargo te quiero como a mi hija de tu edad. Viviste 14 años en miedo permanente. Perdón porque ni yo ni el mundo actuamos con suficiente tiempo como para darte una vida normal, una vida digna».

Mejor me voy con la música a otra parte con la canción “Army Reserve” (Ejército de Reserva) de Pearl Jam: ¿Cuánto tiempo debe resistir antes de la tumba? /Que de paso a una caída sin fin /Ella puede sentir esta guerra en la cara /Las estrellas en su almohada /Ella se dobla en la oscuridad, mendigando un sueño…

miércoles, 25 de marzo de 2009

La Hora del Planeta 2009 - WWF México

"SÓLO SOY UNA PERSONA, ¿QUÉ PUEDO HACER SÓLO YO POR EL PLANETA?..."

El 28 de marzo, 2009 a las 8:30 pm, hora local, WWF le pide a individuos, empresas, gobiernos y organizaciones alrededor del mundo que apaguen sus luces durante una hora, La Hora del Planeta, para demostrar globalmente su preocupación por el cambio climático y demostrar su compromiso para encontrar soluciones.


viernes, 20 de marzo de 2009

CUIDEMOS A LA MADRE TIERRA

Teresa Carreón Granados

Ahora que la Asamblea Legislativa del Distrito Federal acordó prohibir que los establecimientos mercantiles regalen bolsas de plástico, con el fin de disminuir el uso de empaques que tardan en reintegrarse al ambiente desde 400 hasta mil años, muchos estamos pensando cómo reemplazarlas, además de cómo esto modificará nuestros hábitos cotidianos. Sin embargo, una acción aparentemente insignificante como la de eliminar el uso de las bolsas de plástico deberá suponer el desarrollo de nuevas capacidades organizativas, no sólo al interior de los hogares, sino también en las organizaciones de vecinos y los sistemas de recolección vigentes. Por ello, valdría la pena conocer algunas experiencias realizadas en otras latitudes del globo terráqueo, para ir manejando nuestra incertidumbre ecológica.
Los habitantes del barrio de “Hammarby Sjöstad” en Estocolmo, no sólo reciclan su basura y transforman parte en electricidad, también aprovechan sus aguas residuales para producir biogás para cocinar y reutilizan el agua de lluvia. Su lema es “Aquí no se desperdicia nada”. El barrio residencial “Hammarby Sjöstad” se ha convertido en todo un modelo de desarrollo urbano sostenible: lo que antes era una zona industrial-portuaria muy contaminada, hoy se ha transformado en una ciudad moderna con zonas verdes y edificios eficientes, que suministra ella misma la mayor parte de la energía que necesita.

Desde 1993, cuando comenzaron a levantar las primeras viviendas, se integró la variable sostenible en la elección de materiales, medios de transporte, tratamiento de agua y reciclaje de basuras. Erik Freudenthal del centro ambiental de “Hammarby” comenta "Hoy en día la basura ya no es basura, es un recurso que está siendo utilizado."
Los habitantes de este vecindario tiran sus basuras en un sistema de recolección subterráneo que da la posibilidad de separar los materiales reciclables de los restos orgánicos y de otro tipo de desperdicios. Los residuos que no pueden ser aprovechados se queman para generar electricidad. Los cerca de mil apartamentos —cuyo alquiler ronda al menos las 6, 600 coronas suecas ó 700 euros al mes— funcionan con cocinas de biogás extraído de las propias aguas residuales de la comunidad, al igual que el combustible que mueve los autobuses que prestan sus servicios en el barrio.

Tampoco se desaprovecha el agua de lluvia: en vez de que se vaya a las alcantarillas, la que se acumula en las calles se lleva a un sistema de filtración y purificación, mientras que la lluvia que cae en los edificios se redirige a tejados verdes y humedales cercanos. Estos recursos de agua se mantienen separados de las aguas residuales que se tratan con otro sistema.
Los paneles solares integrados en fachadas y cubiertas proporcionan la mitad del agua caliente que sale de los grifos de las viviendas. Además, otra de las prioridades es moverse de forma sostenible: los residentes cuentan con un tren gratuito que les lleva al centro de Estocolmo, una red de carriles bici, zonas peatonales y unos 30 coches de uso compartido distribuidos por todo el barrio. De esa manera, las emisiones de dióxido carbono a la atmósfera se reducen, al grado que este modelo emite menos del 50% que los vecindarios construidos de la manera habitual.
El modelo de “Hammarby” es un buen ejemplo de la puesta en práctica de una transformación urbano circular, en la que todo lo que sale se pueda reutilizar afectando al entorno en menor grado, en vez de la lineal, a la cual estamos acostumbrados ya que simplemente convertimos nuestros recursos en basura.

Y aunque el 75 % de la sostenibilidad de “Hammarby Sjöstad” está integrada desde su diseño, el 25% restante depende de la contribución de sus residentes. Por eso, el centro de información ambiental da pláticas sobre planificación sostenible de ciudades y fomenta que los vecinos cambien sus hábitos hacia otros más sostenibles, como sería reduciendo el consumo de agua.

Al igual que en Estocolmo, habrá que emprender diversas acciones que propicien una cultura diferente, que nos impida seguir desperdiciando como lo hemos hecho hasta ahora. Neftalí Rojas Valencia, del Instituto de Ingeniería de la UNAM explicó que la reutilización de desperdicios no debe ser vista sólo como una medida ecológica, sino como una oportunidad para obtener recursos: “Toda la basura puede aprovecharse y venderse, todo lo que termina en el bote representa dinero”, por ello propuso aprovechar los despojos al máximo.

Por lo pronto, el movimiento mundial “La Hora del Planeta” invita para el próximo 28 de marzo a las 20:30 horas, apagar la luz durante una hora para luchar contra el Cambio Climático.

Mejor me voy con la música a otra parte, con la canción “La Madre Tierra” de Alex Lora: Dejen en paz a la madre tierra /Ya déjenla en paz. /Ya dejen en paz a la madre tierra /Ya déjenla en paz. /Porque la naturaleza /Todo nos lo regresa /Y los más humildes /Son los que la tienen que pagar. /La gente de escasos recursos /Es la que sale pagando el pato /Los más desprotegidos /Son a los que siempre les va peor /Dejen en paz a la madre tierra /Ya déjenla en paz. /Ya dejen en paz a la madre tierra /Ya déjenla en paz. /Ya basta de ensayos nucleares /Ya no le inyecten más al subsuelo /No queremos armas químicas /Lo que queremos es respirar.

viernes, 13 de marzo de 2009

EL MUNDO SEGÚN HERNÁN CASCIARI (texto completo del artículo anterior)

Leí una vez que la Argentina no es mejor ni peor que España, sólo más joven. Me gustó esa teoría y entonces inventé un truco para descubrir la edad de los países basándome en el 'sistema perro'. Desde chicos nos explicaron que para saber si un perro era joven o viejo había que multiplicar su edad biológica por 7. En el caso de los países hay que dividir su edad histórica entre 14 para saber su correspondencia humana. ¿Confuso?
En este artículo pongo algunos ejemplos reveladores. Argentina nació en 1816, por lo tanto ya tiene 190 años. Si lo dividimos entre 14, Argentina tiene 'humanamente' alrededor de 13 años y medio, o sea, está en la edad del pavo. Es rebelde, pajera, no tiene memoria, contesta sin pensar y está llena de acné (¿será por eso que le dicen el granero del mundo?).

Casi todos los países de América Latina tienen la misma edad y, como pasa siempre en esos casos, forman pandillas. La pandilla del Mercosur son cuatro adolescentes que tienen un conjunto de rock. Ensayan en un garaje, hacen mucho ruido y jamás han sacado un disco. Venezuela, que ya tiene tetitas, está a punto de unirse a ellos para hacer los coros. En realidad, como la mayoría de las chicas de su edad, quiere tener sexo, en este caso con Brasil, que tiene 14 años y el miembro grande. México también es adolescente, pero con ascendente indígena. Por eso se ríe poco y no fuma ni un inofensivo porro, como el resto de sus amiguitos, sino que mastica peyote, y se junta con Estados Unidos, un retrasado mental de 17, que se dedica a atacar a los chicos hambrientos de 6 añitos en otros continentes.

En el otro extremo está la China milenaria. Si dividimos sus 1,200 años por 14 obtenemos una señora de 85, conservadora, con olor a pipí de gato, que se la pasa comiendo arroz porque no tiene -por ahora- para comprarse una dentadura postiza. La China tiene un nieto de 8 años, Taiwán, que le hace la vida imposible. Está divorciada desde hace rato de Japón, un viejo cascarrabias, que se juntó con Filipinas, una jovencita pendeja, que siempre está dispuesta a cualquier aberración a cambio de dinero.

Después, están los países que acaban de cumplir la mayoría de edad y salen a pasear en el BMW del padre. Por ejemplo, Australia y Canadá, típicos países que crecieron al amparo de papá Inglaterra y mamá Francia, con una educación estricta y concheta, y que ahora se hacen los locos. Australia es una pendeja de poco más de 18 años, que hace topless y tiene sexo con Sudáfrica; mientras que Canadá es un chico gay emancipado, que en cualquier momento adopta al bebé Groenlandia para formar una de esas familias alternativas que están de moda. Francia es una separada de 36 años, más puta que las gallinas, pero muy respetada en el ámbito profesional. Tiene un hijo de apenas 6 años: Mónaco, que va camino de ser puto o bailarín... o ambas cosas. Es amante esporádica de Alemania, camionero rico que está casado con Austria, que sabe que es cornuda, pero no le importa. Italia es viuda desde hace mucho tiempo. Vive cuidando a San Marino y al Vaticano, dos hijos católicos idénticos a los mellizos de los Flanders. Estuvo casada en segundas nupcias con Alemania (duraron poco: tuvieron a Suiza), pero ahora no quiere saber nada con los hombres.

A Italia le gustaría ser una mujer como Bélgica: abogada, independiente, que usa pantalón y habla de política de tú a tú con los hombres (Bélgica también fantasea a veces con saber preparar espaguettis). España es la mujer más linda de Europa (posiblemente Francia le haga sombra, pero pierde espontaneidad por usar tanto perfume). Anda mucho en tetas y va casi siempre borracha. Generalmente se deja follar por Inglaterra y después hace la denuncia.

España tiene hijos por todas partes (casi todos de 13 años), que viven lejos. Los quiere mucho, pero le molesta que, cuando tienen hambre, pasen una temporada en su casa y le abran la nevera. Otro que tiene hijos desperdigados es Inglaterra. Sale en barco por la noche, se tira a las pendejas y a los nueve meses aparece una isla nueva en alguna parte del mundo. Pero no se desentiende de ella. En general las islas viven con la madre, pero Inglaterra les da de comer. Escocia e Irlanda, los hermanos de Inglaterra que viven en el piso de arriba, se pasan la vida borrachos y ni siquiera saben jugar al fútbol. Son la vergüenza de la familia.

Suecia y Noruega son dos lesbianas de casi 40 años, que están buenas de cuerpo, a pesar de la edad, pero no le dan bola a nadie. Cojen y trabajan, pues son licenciadas en algo. A veces hacen trío con Holanda (cuando necesitan porro); otras, le histeriquean a Finlandia, que es un tipo medio andrógino de 30 años, que vive solo en un ático sin amueblar y se la pasa hablando por el móvil con Corea. Corea (la del sur) vive pendiente de su hermana esquizoide. Son mellizas, pero la del norte tomó líquido amniótico cuando salió del útero y quedó estúpida. Se pasó la infancia usando pistolas y ahora, que vive sola, es capaz de cualquier cosa.

Estados Unidos, el retrasadito de 17, la vigila mucho, no por miedo, sino porque le quiere quitar sus pistolas. Israel es un intelectual de 62 años que tuvo una vida de mierda. Hace unos años, Alemania, el camionero, no lo vio y se lo llevó por delante. Desde ese día Israel se puso como loco. Ahora, en vez de leer libros, se lo pasa en la terraza tirándole piedras a Palestina, que es una chica que está lavando la ropa en la casa de al lado.

Irán e Irak eran dos primos de 16 que robaban motos y vendían los repuestos, hasta que un día le robaron un repuesto a la motoneta de Estados Unidos y se les acabó el negocio. Ahora se están comiendo los mocos. El mundo estaba bien así, hasta que un día Rusia se juntó (sin casarse) con la Perestroika y tuvieron como docena y media de hijos. Todos raros, algunos mongólicos, otros esquizofrénicos.

Hace una semana, y gracias a un despelote con tiros y muertos, los habitantes serios del mundo descubrimos que hay un país que se llama Kabardino-Balkaria. Un país con bandera, presidente, himno, flora, fauna...y ¡hasta gente! A mí me da un poco de miedo que aparezcan países de corta edad, así, de repente. Que nos enteremos de costado y que, incluso, tengamos que poner cara de que ya sabíamos, para no quedar como ignorantes. Y yo me pregunto: ¿Por qué siguen naciendo países, si los que hay todavía no funcionan?

GENTE DE INTERNET


Teresa Carreón

Al viajar por el ciberespacio es usual encontrar diversos sitios personales que sostienen muy variados debates con pequeñas comunidades de asiduos. Algunos son de interés local o de pequeño grupo, pero hay otros que sostienen discusiones acaloradas algunas veces, otras de aporte al tema de que se trate. Esos espacios se denominan “blog”.

Los blogs o cuadernos de bitácora en la red, son diarios actualizados periódicamente, presentados como una serie de mensajes, con anotaciones individuales sobre noticias o comentarios, por orden cronológico inverso. Muchas veces, los mensajes incluyen fotos, videos o música, con hipervínculos a otras páginas que permiten a los comentaristas aprovechar el contenido de toda la red. Pueden ser diarios personales, análisis políticos, columnas de consejos sobre amor, computadoras, dinero o cualquier otra afición, o bien, todo junto.

Hace unos días cayó en mi buzón electrónico el artículo “El mundo según Hernán Casciari”, que actualmente está siendo pegado en varios blogs, realizado por el escritor y periodista argentino, Hernán Casciari:

“Leí una vez que la Argentina no es mejor ni peor que España, sólo más joven. Me gustó esa teoría y entonces inventé un truco para descubrir la edad de los países basándome en el 'sistema perro'. Desde chicos nos explicaron que para saber si un perro era joven o viejo había que multiplicar su edad biológica por 7. En el caso de los países hay que dividir su edad histórica entre 14 para saber su correspondencia humana. ¿Confuso? En este artículo pongo algunos ejemplos reveladores. Argentina nació en 1816, por lo tanto ya tiene 190 años. Si lo dividimos entre 14, Argentina tiene 'humanamente' alrededor de 13 años y medio, o sea, está en la edad del pavo. Es rebelde, pajera, no tiene memoria, contesta sin pensar y está llena de acné (¿será por eso que le dicen el granero del mundo?). Casi todos los países de América Latina tienen la misma edad y, como pasa siempre en esos casos, forman pandillas. La pandilla del Mercosur son cuatro adolescentes que tienen un conjunto de rock. Ensayan en un garaje, hacen mucho ruido y jamás han sacado un disco.

Venezuela, que ya tiene tetitas, está a punto de unirse a ellos para hacer los coros. En realidad, como la mayoría de las chicas de su edad, quiere tener sexo, en este caso con Brasil, que tiene 14 años y el miembro grande. México también es adolescente, pero con ascendente indígena. Por eso se ríe poco y no fuma ni un inofensivo porro, como el resto de sus amiguitos, sino que mastica peyote, y se junta con Estados Unidos, un retrasado mental de 17, que se dedica a atacar a los chicos hambrientos de 6 añitos en otros continentes.

En el otro extremo está la China milenaria. Si dividimos sus 1,200 años por 14 obtenemos una señora de 85, conservadora, con olor a pipí de gato, que se la pasa comiendo arroz porque no tiene -por ahora- para comprarse una dentadura postiza. La China tiene un nieto de 8 años, Taiwán, que le hace la vida imposible. Está divorciada desde hace rato de Japón, un viejo cascarrabias, que se juntó con Filipinas, una jovencita pendeja, que siempre está dispuesta a cualquier aberración a cambio de dinero. Después, están los países que acaban de cumplir la mayoría de edad y salen a pasear en el BMW del padre. Por ejemplo, Australia y Canadá, típicos países que crecieron al amparo de papá Inglaterra y mamá Francia, con una educación estricta y concheta, y que ahora se hacen los locos. Australia es una pendeja de poco más de 18 años, que hace topless y tiene sexo con Sudáfrica; mientras que Canadá es un chico gay emancipado, que en cualquier momento adopta al bebé Groenlandia para formar una de esas familias alternativas que están de moda…”

Así continúa la hilarante descripción de diversos países el periodista y también blogger argentino, avecindado en Barcelona desde el año 2000, lugar donde ha escrito cuatro blogonovelas, que han sido pioneras en la literatura por Internet.

Los cuentos e historias cortas de Casciari se publican en revistas como la NewsWeek, o la Sport Illustration; colabora semanalmente en los periódicos El País (España) y La Nación (Argentina). Pero lo más sobresaliente de su producción literaria, es su novela “Más respeto que soy tu madre” (Grijalbo), por ser la recopilación de la historia virtual “Diario de una mujer gorda”, blogonovela (novela editada a través de un blog en Internet) al estilo de un folletín, elegida como la mejor del mundo por la cadena alemana Deutsche Welle, la cual ha sido traducida a varios idiomas y en este año ya se presenta la adaptación como una obra de teatro y comenzará a filmarse la película.

El fenómeno de los blogs se encuentra en un gran debate que va desde ubicarlos como una herramienta de comunicación, de gestión de contenido, pasando porque son un diario personal on-line, de temática variada, relacionada con el autor en algunos casos, en otros, hasta se realiza periodismo ciudadano. El caso es que internet es ya un medio tan abierto, que cualquier desconocido puede expresar su interés sin temor alguno, donde también abundan toneladas de basura, junto con perlas como las contribuciones de Casciari.
Por eso, mejor me voy con la música a otra parte, con el tributo animado para la gente de todo el mundo que pasea por internet, cualquiera sea su procedencia, denominada “Internet People” de Dan Meth que dice: internet people, we love you…

martes, 10 de marzo de 2009

Londres: museo dedicado al rock y pop abre sus puertas


El recinto se encuentra ubicado en la sala O2 Arena de Londres, con objetos personales donados por artistas, atracciones interactivas y salas de ensayo.


El visitante podrá ver el traje de payaso que David Bowie llevaba en su álbum "Ashes to ashes" o la guitarra adornada con la bandera británica de Noel Gallagher, además de tocar varios instrumentos en un estudio interactivo y bailar la Macarena con un instructor virtual.

El museo, denominado "Experiencia Musical Británica", está dividido en siete eras musicales, desde 1945 hasta nuestros tiempos, y se puede visitar por 15 libras (20.6 dólares).

Según informó hoy a la BBC el organizador de la idea, el promotor musical Harvey Goldsmith, esta iniciativa sirve para "reflejar la rica historia de fantástico talento que (los británicos) hemos generado continuamente y que ha conquistado el mundo entero".

Goldsmith valoró en 5 millones de libras (6.8 millones de dólares) los objetos donados por The Rolling Stones, David Bowie, Oasis o Amy Winehouse.

Otras curiosidades son el conjunto que llevaba Adam Ant en el álbum "Kings of the Wild Frontier" y el traje de seda azul que Roger Taylor, de Duran Duran, llevaba en el videoclip "Rio".

Entre otros objetos de interés para aficionados y mitómanos, figuran también una guitarra de Graham Coxon, miembro de Blur, y unas gafas del cantante de Pulp, Jarvis Cocker.

La O2 Arena es una de las principales salas de conciertos del Reino Unido y la apertura de este museo en sus instalaciones llega justo una década después de que se inaugurara en Sheffield (norte de Inglaterra) el Centro Nacional para la Música Popular.

Ese centro pretendió ser también un viaje interactivo a través de la historia de la música del Reino Unido, pero cerró sus puertas año y medio después porque atrajo a escasos visitantes. (EFE)

http://www.adnmundo.com/contenidos/turismo/londres_museo_dedicado_rock_pop_inauguracion_tu_100309.html

viernes, 6 de marzo de 2009

LA DONNA È MOBILE

Teresa Carreón

El siglo XIX ve nacer el feminismo, movimiento que da cuenta tanto de cambios estructurales importantes (trabajo asalariado, autonomía del individuo civil, derecho a la instrucción), como de la aparición colectiva de las mujeres en la escena política. Se trata pues, del momento histórico en que cambia la perspectiva de la vida de las mujeres: les es posible adoptar la actitud de sujeto, de individuo cabal y de protagonista política, de futura ciudadana.

Nunca se habló tanto de las mujeres como en el siglo XIX. El tema aparece por doquier: en catecismos, en códigos, en libros de buena conducta, en obras de filosofía, en la medicina, en la teología y, naturalmente, en el arte y más específicamente, la literatura. Las tonalidades en las que lo hace constituyen un lienzo variopinto en el cual no deja de sorprender la inesperada convergencia que se establecerá con los años, entre el Estado laico y la Iglesia, instituciones antagónicas hasta entonces.

Desde la Revolución francesa progresista, se celebraba en la mujer, “la divinidad del santuario doméstico”; se la excluía del registro de los hechos, al reducir su razón de ser a mera colaboradora de la naturaleza, mostrándola en las imágenes producidas entonces, como el ídolo que fascinaría en el siglo XIX.

Las imágenes constituyen los modelos (generalmente de degradación) que la sociedad propone de las mujeres: las proyecta como servidumbre de hecho, tan cínicamente las exalta que asumen dócilmente su sometimiento, convirtiéndose al hacerlo o no, en ángel o demonio.

La mujer así preparada, encuentra su realización más sublime en la maternidad. Con toda crudeza Balzac expresaba: “La mujer es una esclava a la que hay que saber poner en un trono”.

La sociedad admite sólo a las mujeres que han renunciado a toda aspiración de realización personal: en el hogar, como esposa y madre, es digna de todo respeto y el modelo será preconizado desde las páginas literarias. Rousseau, en su Emilio, propuso un modelo femenino lleno de virtudes, complemento espiritual del hombre y guía que conduce al bien (o al mal). Baudelaire propuso un modelo femenino que atrae por todo el artificio que la envuelve.
Balzac afirmaba: “la mujer fuerte sólo debe ser un símbolo; verla real, asusta”.

La ópera y sus sortilegios decimonónicos, comprometidos con la moral burguesa, presentará siempre a las mujeres como inocentes seducidas o devoradoras de hombres, que atraviesan la escena sometidas o temibles, reflejos todos ellos, de los más recónditos sueños masculinos, mostrándolas como ángeles o brujas.

Las mujeres han sido siempre pretexto de las veleidades masculinas y además, sus víctimas, ajenas a toda felicidad que no sea la producida por la abnegación y la devoción al servicio del otro.
¿Cómo nacer a la libertad en una sociedad que no la tolera? ¿Cómo alcanzar la felicidad en un mundo en el cual la esfera de la actividad femenina se restringe al espacio doméstico? El confinamiento de la mujer en la casa, dicen los tratados victorianos, constituye el fundamento de su autoridad moral.

La escritura pudo ser, todavía en los últimos años del siglo XVIII, un elemento de libertad femenina. La actividad epistolar, se había deslizado en la literatura y penetrado la novela.

Inglaterra tal vez sea el país que mejor toleró a las mujeres escritoras. Jane Austen y las hermanas Brontë planteaban en sus escritos que el matrimonio era para ellas la gran cuestión. Jane Austen, llevó una vida tranquila de burguesa provinciana, fue tolerada porque sus escritos no cuestionaron los modelos vigentes y el matrimonio constituye el eje de su producción literaria.

Amandine Aurore Lucile Dupin, mejor conocida como George Sand, fue primera voz de emancipación. Invadida como muchas de su generación por la “rabia de escribir”, comenzó a preferir el uso de vestimentas masculinas, aunque continuaba vistiéndose con prendas femeninas en reuniones sociales. Este "disfraz" masculino le permitió circular más libremente en París, obteniendo de esta forma, acceso a lugares que de otra manera hubieran estado negados para una mujer de su condición social.

En una visita que realicé hace más de veinte años a mi hermana Elvira que vive en el sur de los Estados Unidos, me llamó notoriamente la atención que en los comerciales que la televisión de entonces, presentaban a los papás dando de comer a sus hijos, escogiendo el mejor jabón en el supermercado o realizando alguna actividad doméstica destinada todavía, como actividad exclusiva de las mujeres. Mi hermana me explicaba que en Estados Unidos se incorporaba así a los hombres a las tareas domésticas.

En nuestro país las cosas no han cambiado mucho para la mitad de la población en este país, en particular, para esa parte del género femenino que vive en medio de la pobreza, la exclusión y la marginación. Las imágenes que las telenovelas muestran de las mujeres hoy día son las de tontas, víctimas, o de plano, de prostitutas.

La violencia corona sus estadísticas con las mujeres, cuyas muertes en los estados de Coahuila, Chiapas, Chihuahua, Distrito Federal y el Estado de México (según la Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas), siguen sin encontrar explicación y su eliminación se ve todavía muy lejana.

Mejor me voy con la música a otra parte con la canción de Verdi, “La donna é mobile” (La donna é mobile / qual piuma al vento): La mujer es voluble /cual pluma en el viento, /muda de tono / y de pensamiento. /Siempre una amable / y bella cara, / ya llore o ría, / siempre es engañosa. / Es siempre mísero / quien confía en ella, / y le entrega, / incauto, el corazón! / Y sin embargo, nadie se siente / plenamente feliz / si de su seno / no bebe el amor!