viernes, 13 de noviembre de 2009

LAMENTABLES DECLARACIONES


Teresa Carreón

Alonso Lujambio, titular de la Secretaría de Educación Pública señaló en la entrega de reconocimientos de calidad a 84 instituciones de educación superior tecnológica, que personas como la senadora Teresa Ortuño “prestigia la política” por lo que le agradeció su inteligencia, entusiasmo y pasión.


Y es que ante las exigencias y reclamos de la comunidad académica para defender los recursos del sector, la senadora Teresa Ortuño, subió al estrado, para no leer el discurso que le prepararon porque “traía algunos encarguitos” sin mencionar de quién y aseveró: “No me vengan con esa demagogia de que nadie puede apretárselo, porque donde quiera hay grasita y no se vale echarle la pelotita a Calderón. No me vengan a, ¿cómo dice? donde lloran ahí está el muerto. No, no; el dinero hace falta, pero no sirve de nada si no hay pasión, si no hay compromiso, si no hay decisión, si no hay vocación, si se pretende medrar y se busca que siempre se haga la voluntad de Dios en los bueyes de mi compadre”. También relató al regañado auditorio, la anécdota que cuando al ex rector de la UNAM, Manuel Gómez Morín, el gobierno le recortó el presupuesto “pa’ fregárselo”, éste renunció a su sueldo y buscó a los mejores maestros y les pidió que hicieran ese sacrificio.


La legisladora también ofreció ésta perla: “el dinero no es dinero, es sueños, es sudor, es esfuerzo.” Con su argumento podemos creer que Teresa Ortuño está dispuesta con pasión y sudor a apretarse el cinturón y trabajar sin salario.


Ante esos argumentos, el presidente de la Comisión de Ciencia y Tecnología del Senado de la República, Francisco Javier Castellón Fonseca, comentó que la senadora Ortuño en una ocasión propuso que los militares sustituyeran a los maestros en las aulas, cuando éstos realizan paros laborales. Con razón Pablo Gómez, del PRD, consideró que afirmaciones como las de Ortuño “son parte de la picardía política y por ello no hay que tomarla en serio.”


Si quien profiere tan lamentables declaraciones fuera cualquier ciudadana, nada pasaría, pero su autora es la presidenta de la Comisión de Educación del Senado de la República.


Mejor me voy con la música a otra parte con la canción “Jokerman” (Bromista) de Bob Dylan: Eres un hombre de las montañas, /puedes caminar en las nubes. /Manipulador de multitudes, /eres un tergiversador de sueños…