viernes, 26 de septiembre de 2008

LLAMADOS A MISA


Teresa Carreón

Es costumbre entre quienes tienen cuentas de correos en internet, encontrar de cuando en cuando, invitaciones para respaldar alguna causa solidaria. Llegan al buzón virtual invitaciones para rezar a determinada hora por la paz del mundo, solicitudes para hacer conciencia por la causa de los bebés foca que cada año mueren a palos, recordatorios de las guerras con fotos desgarradoras, entre otras. Pero se está volviendo una práctica usual, recibir alguna invitación para una acción muy específica de sabotaje: ya sea para que disminuyan los precios de las llamadas de los celulares, para que bajen los precios de la gasolina o bien, para apagar las luces a determinada hora en todo el mundo y darle con ello, un respiro al planeta.

Acostumbrados a que las invitaciones a la solidaridad son como los llamados a misa a los cuales probablemente nadie haga caso, recibí con mucho agrado, los datos del apagón convocado para efectuarse el 17 de septiembre de 19:50 a 20 horas por el grupo ecologista francés L’Alliance pour la Planete (Alianza por el Planeta).

Con la intención de generar mayor conciencia acerca del cambio climático y el derroche energético, dicha convocatoria consiguió que tanto la Torre Eiffel como la Puerta de Alcalá, se sumaran a dicho apagón, y hay que decir que la iniciativa tuvo una gran repercusión a través de los medios europeos.

Es interesante observar que al menos en España le han dado seguimiento a los diez minutos de oscuridad provocada no solo por la población, sino por empresas e instituciones públicas y se consiguió un bajón del 2.5%, ahorrándose con ello siete mil 324 euros. Existen gráficas de la Red Eléctrica en las que se pueden apreciar la baja del consumo.

La cita del apagón ayudó a que durante 10 minutos, o el planeta respirara y descansara. A nivel mundial, al dejar de utilizar la electricidad se dejan de generar 360 gigavatios – hora y se dejan de emitir a la atmósfera 180 mil toneladas métricas de CO2.

Según los organizadores, la web demostró ser una buena herramienta para difundir este tipo de acciones y justamente como se explicaban en el mensaje, si la respuesta era masiva, la cantidad de energía que se ahorraría ha sido muy importante.

“La Hora del Planeta” es el nombre que recibió la iniciativa apoyada también por la ONG World Wildlife Fund.

Este ejercicio no es el primero, hace tres años se ha venido convocando a estos apagones para elevar la conciencia sobre las nefastas consecuencias del calentamiento global. En 2007 se efectuó otro apagón semejante, y representó un descenso del 5% de la energía en el país ibérico. Aunque los organizadores son enfáticos de que la convocatoria no persigue conseguir grandes cifras, si han manifestado que el interés primordial de la convocatoria es sensibilizar a los ciudadanos sobre los efectos del cambio climático.

Resulta muy interesante observar los resultados de estas acciones, ya que a través de internet navega cualquier tipo de convocatoria que genera solo basura en los correos, pero éstas invitaciones no sólo consiguen enganchar a un buen número de ciudadanos, sino que posteriormente, se giran los resultados del esfuerzo, aportando –paradójicamente- luz al problema en cuestión.

El grupo de rock español ya desintegrado, Radio Futura interpretaba la canción “Tierra”, que nos llevará con la música a otra parte: Donde no hay tiempo ni espacio/solo nos queda el coraje/el mantener tu cariño/mientras dure nuestro viaje/por encima del vacío/a través del cual nos llevas/en el nombre de tu carne/Tierra/Tierra/El más distante/soy errante navegante/que jamás te olvida.

No hay comentarios: