sábado, 25 de octubre de 2008

CANCÚN PARA LOS CANCUNENSES


Teresa Carreón

No resulta fácil definir lo que es una ciudad, ni determinar por qué surgen, sin embargo, todo el mundo reconoce una ciudad en cuanto la ve: tiene una alta densidad de población, construcciones muy cercanas unas de otras y una gran actividad económica en sus calles, sobre todo del sector servicios.

En las ciudades, las principales funciones urbanas son la comercial -que hoy en día es la razón de ser de todas las ciudades-, la residencial -en la que vive la mayor parte de la población-, la administrativa -por la concentración de los centros de decisión tanto públicos como privados- y la función cultural -en ella se encuentran los principales centros de ocio y de difusión de ideas y opiniones-. El turismo urbano se alimenta de esta concentración cultural.

Las ciudades surgen de comunidades -muchas de ellas con cercas o palizadas, o pequeños muros bordeándolas- agrícolas y pastoriles que fueron creciendo a medida que fueron capaces de sostener a poblaciones más numerosas.

Por la evolución regional de la agricultura y el desarrollo urbano, en Mesoamérica en general, y en México en particular, los principales ejemplos son Tenochtitlan y Teotihuacan.

Cancún fue asiento de los Itzaes, pueblo maya que habitó las grandes selvas del estado de Quintana Roo. Los mayas chontales aprendieron el arte de navegar y establecieron puertos de comercio en el año 918 después de Cristo. Posteriormente, las costas de Quintana Roo y los mares fueron de piratas que dominaban lo que actualmente se conoce como Caribe Mexicano. Siglos después, llegaron los españoles con Francisco de Montejo al frente (1526) a explorar la península de Yucatán.

Cozumel e Isla Mujeres se hallaban deshabitadas debido a la falta de seguridad ocasionada por las constantes invasiones de los piratas, pero en 1848 se empezaron a repoblar. Ciento veinte años después, en 1968, el presidente Díaz Ordaz encarga al Banco de México un Plan Nacional de Turismo, para determinar qué áreas del territorio nacional podrían ser viables, quedando Quintana Roo e Ixtapa Zihuatanejo en la selección, por lo que se crea Infratur (hoy Fonatur) para realizar el proyecto turístico.

Así, en 1976, Cancún ya contaba con más de dos mil cuartos de hotel, y los visitantes rebasaban los 180 mil. En 1981, se celebra el "Dialogo Norte-Sur", reunión de mandatarios provenientes de 23 países y Cancún, al convertirse en sede de la importante reunión, empieza a recibir turistas de todas partes del mundo. En 1984 Gorge Bush y Mijail Gorvachov se reúnen en Cancún.

El huracán "Gilberto" azota en 1988 ese destino turístico con una fuerza de aires de más de 250 kilómetros por hora durante ocho horas, dejando copiosos daños e irreparables pérdidas humanas. El concurso de Miss Universo se realiza ahí mismo, un año después, mostrando al mundo su rápida recuperación.


Hoy en día existen en Cancún bares, clubes y restaurantes de nivel internacional, campos de golf, atracaderos, marinas, embarcaciones que prestan servicios náuticos y de excursión, teatros, eco parques, museos, centros comerciales y artesanales, y todo ello, constituye la variada y magnífica oferta de alojamiento, restaurantes, cultura, diversión y entretenimiento.

La Zona Costera es una franja de arena blanca que recorre todo el este del municipio y es la principal atracción turística de la ciudad. Existen playas públicas desde Puerto Juárez hasta llegar a la Zona Hotelera, con accesos señalados. El acceso a la restante franja de playas ha sido restringido por las diversas cadenas hoteleras, por lo que sólo se puede acceder caminando sobre la misma playa desde cualquiera de los accesos públicos.

Pero detrás de todo el glamour y la enorme infraestructura hotelera, en Cancún y sus alrededores viven también Deni, Olga, Lupita, Claudia, Irene, Mayte y José, que se han ido de la ciudad de México, con todo y sus familias, en diferentes momentos, buscando las posibilidades que no encontraron en la ciudad, o bien, emprendiendo el sueño de vivir la vida en el paraíso. Y todos ellos son ya cancunenses decididos a defender su ciudad y sus sueños, a pesar de la crisis económica que hoy se vive.

No se sabe aún de qué tamaño será el perjuicio de la crisis en las finanzas personales de los mexicanos, pero ya existen señales de que en menor o mayor medida muchos se verán obligados a cambiar planes, a cambiar hábitos de consumo, a valorar con detalle cada uno de los gastos. Todo ello, como consecuencia de la volatidad del dólar, la incertidumbre de los mercados y la caída en las finanzas internacionales. Los negocios de turismo en Cancún, que ya habían sufrido este verano de 2008 la menor afluencia en los últimos 15 años, están enfrentando cancelaciones de reservaciones, excursiones y otro tipo de pedidos.

Para hacerle frente al "catarrito" producido por los vaivenes económicos mundiales, Televisa, en voz de las estrellas más visibles, aconseja cómo afrontar la crisis de un modo muy profundo: "no se preocupe", dicen serenamente. "Cuando escuches que la crisis es muy grande, responde que más grande es el amor por nuestro país", dice Lucero con una simulada sonrisa. Y Adal Ramones, quien hace dos años tuvo un grave problema con Hacienda por una evasión fiscal de más de dos millones de dólares, agrega "ningún problema es más grande que nuestro corazón".

Por todo lo anterior, sólo me resta recomendarles a mis queridos familiares y amigos de Cancún que, si el tipo de cambio les angustia, si no saben qué va a pasar con sus ahorros o temen que la empresa en la que trabajan despida a una parte de su personal… respiren profundo, cuenten hasta 10 y vuelvan a ver el mensaje de Televisa.

Otro producto de Televisa, Paulina Rubio, mejor conocida como la chica dorada, interpreta la canción "Cancún y yo", con la que mejor me voy con la música a otra parte: ¡Qué pena que no estés tú/ para que vieras qué mar/ qué agua tan más azul/ y sus olas!/ ¡Qué pena que estés tan lejos/ y tú te pierdas este amanecer/ ¡Ay, qué pena! Si supieras cómo está Cancún!...

AÑOSOS FAMOSOS



Teresa Carreón

La salud física no es el único elemento del envejecimiento sano: para envejecer sanamente es necesario un estado de salud integral que abarca la salud física, la económica, la mental y la social.

La llamada tercera edad es una época de cambio y, normalmente, este cambio no es muy cómodo que digamos. Con el paso de los años, las personas mayores empiezan a sucumbir a las enfermedades, al cansancio o al maltrato social y, si se puede, hasta el familiar.

Quienes se dedican a asesorar a las personas que van acumulando años acerca del modo en que pueden mejorar su calidad de vida, refieren que hacer frente a estos cambios es un elemento importante del envejecimiento sano. Se aconseja primero, no incurrir en la equivocación de limitar la vida social solamente a la pareja o a un círculo de amigos cercanos. Integrarse a otros grupos de gente, realizar nuevas actividades y seguir involucrado con el resto del mundo es una de las mejores fórmulas para mantenerse vigente y con bastante ánimo.

Una de las mejores maneras de ocuparse en la tercera edad, podría ser realizar actividades como consultor o maestro de la especialidad en la que se haya desempeñado el longevo en cuestión. La idea es no pasar los días solo dentro de su casa.

El segundo método de envejecimiento psicológicamente sano es involucrarse en acontecimientos sociales. Las conferencias, las exposiciones están esperando ser atendidas por personas que tengan el tiempo suficiente para ser partícipes de esos acontecimientos. Intentar seguir siendo dinámico y activo como sea posible, evita el aislamiento social y es una de las llaves al envejecimiento sano y a la salud en la vejez.

Otro método, y muy recomendado para el envejecimiento sano, es ir de vacaciones hacia alguna parte en la que nunca se ha estado antes. La afluencia constante de nuevas experiencias y de acontecimientos memorables es un elemento importante para vivir un envejecimiento saludable. Sin ellos, la mente llega a ser añeja y se comienza a anidar en las cosas que sucedieron hace 20 ó 30 años, simplemente porque ya no hay sucesos emocionantes o interesantes en la vida.

El envejecimiento sano implica más cosas que simplemente ejercitarse. Desafortunadamente, la mayoría de las guías sanas del envejecimiento omiten la combinación del bienestar social, económico, mental y físico. De alguna manera, se asume que se puede hacer frente a las presiones del envejecimiento simplemente activándose por 30 minutos al día o ejercitándose hasta quedar con la cara azul por el esfuerzo. Por lo tanto, si se está buscando una clave para envejecer sanamente, habrá que seguir los pasos de veteranos famosos como Mandela o Annan.


Esos destacados ex dirigentes internacionales y Premios Nobel fundaron en julio de 2007, durante el 89 cumpleaños del líder sudafricano Nelson Mandela, el grupo The Global Elders (Los mayores globales), una suerte de consejo de ancianos cuyo propósito es ayudar a la resolución de conflictos mundiales.

Según el ex secretario general de la ONU Kofi Annan, los más ancianos son quienes más pueden ayudar con su consejo en las situaciones difíciles. El gremio cuenta con un capital inicial de 18 millones de dólares y además de Annan y Mandela pertenecen, el arzobispo sudafricano Desmond Tutu, el Premio Nobel bengalí Mohammed Yunus, el ex presidente estadounidense Jimmy Carter, el birmano Aung San Suu Kyi o la esposa de Mandela, Graca Machel.

La idea surgió a raíz de una iniciativa del rockero británico Peter Gabriel y el empresario Richard Branson, quien también celebró su cumpleaños en Johannesburgo en esa fecha.

"Hemos reunido unos 1,000 años de sabiduría colectiva", dijo Peter Gabriel.

La integridad moral y la experiencia de este pequeño, pero decidido grupo, podrían ayudar a resolver los grandes problemas en un contexto mundial. Los miembros del consejo "ya no tienen que hacer carrera, ganar elecciones o contentar a sus distritos electorales", ha sentenciado el expresidente de Sudáfrica.

Como se ve, ya sin la prisa del éxito, sin la presión económica, con el futuro económico garantizado, cualquier persona añosa podría unírseles y pastorear a los países que andan dando tumbos en lo económico, político o social y con ello, llevar una vejez sobresaliente.

Hace poco, Paul McCartney se encontró con un músico que tocaba el piano en un hogar de la tercera edad. -Espero que no te importe- le dijo el pianista a Paul -pero suelo tocar algunas de tus canciones y la más popular es "Cuando tenga 64 años", cuya letra dice: Cuando sea más viejo y se me caiga el pelo/ Dentro de algunos años/Seguirás regalándome por San Valentín/Por mi cumpleaños una botella de vino/Si hubiese estado fuera hasta las tres menos cuarto/Cerrarías la puerta/Aún me seguirás necesitando, aún me seguirás alimentando/Cuando tenga sesenta y cuatro años…



-Sólo que he tenido que cambiarle el título -prosiguió el pianista -porque 64 años le parece una edad demasiado joven a mi público. Ellos ya no los cumplen. Así que cantó "Cuando tenga 84 años". Entonces McCartney respondió: -Si ahora escribiera esa canción, probablemente la titularía "Cuando tenga 94 años".

Resulta que cuando Paul escribió esta canción era tan joven, que pensó que "muy viejo" era estar en los 64. Ahora que ha llegado a esa edad, ha pensado en hacerle cambios.

Y es que en los años 60 nadie podía imaginar a un rockero de 64 años, porque el rock and roll acababa de nacer y era una cosa sólo de jóvenes. Pero el éxito y la supervivencia del rock han traído consigo inevitablemente, el envejecimiento de sus exponentes. Puede ser que a un adolescente de hoy no le extrañará ver un beatle sesentón, como lo hubiera sido a quienes eran jóvenes en los 60.

Por eso, mejor yo me voy con la música a otra parte: Tú también serás vieja/Y si me lo pides/Podría quedarme contigo/Podría quedarme cerca, reparando un fusible/Cuando tus luces se hayan ido/Puedes tejer un suéter junto a la chimenea/El domingo por la mañana ir a dar un paseo/Arreglando el jardín, cortando las hierbas/Quién podría pedir más/Aún me seguirás necesitando, todavía me seguirás alimentando/Cuando tenga sesenta y cuatro años.

viernes, 10 de octubre de 2008

DE QUINO

LA CARENCIA

Teresa Carreón

Las malas noticias asaltan a la mirada que busca donde asirse para vencer el miedo diario, y sólo se lee, se escucha y se ve: crisis económica, crisis de seguridad, crisis social y más crisis.

La gente comenta en el trabajo, en las reuniones de amigos o con la familia y pocos, muy pocos tienen respuestas ante la magnitud del tsunami económico y social que se avecina.

No puedo dejar de pensar que detrás de esta crisis mayúscula hay algunos ventajosos que, además de producirla, estarán muy pronto llenándose los bolsillos del dinero surgido de la nada, generado en economías basadas en la especulación.

El vicepresidente económico del gobierno español, Pedro Solbes, manifestó su preocupación por la gravedad de la crisis económica: "Es la peor crisis de la que yo tengo conocimiento, desde que tengo uso de razón, y tengo 66 años"...

En tanto, la Cámara de Diputados urgió al secretario de Hacienda, Agustín Carstens, a fortalecer el proyecto económico del país, evitar errores en la conducción de la política en esa materia y presentar en breve la nueva propuesta presupuestal.

Y cómo no tener suspicacias si desde 1775, el Rey George III de Inglaterra, prohibió la moneda sin interés, forzando a pedir dinero del Banco Central Inglés con interés, poniendo inmediatamente a las colonias en deuda.

Y, luego diría Benjamín Franklin: "La negativa del rey Geoge III de permitir a las colonias operar un sistema monetario honesto, que liberaría al hombre ordinario, de las palancas de los manipuladores de dinero, fue primordialmente la causa de la revolución".

El banco central no sólo provee de dinero a la economía de un gobierno, se lo presta con interés. Entonces, aumentando o disminuyendo el suministro de dinero, el banco central regula el valor de la moneda emitida.

Este sistema puede producir una sola cosa a largo plazo: ¡DEUDA!. No se necesita demasiado ingenio para entender esta estafa. Cada dólar producido por el banco central, es prestado con interés; esto significa que cada dólar producido es realmente un dólar más un cierto porcentaje de deuda basado en ese dólar. Y como el banco central tiene un monopolio sobre la producción de la moneda del país entero, y ellos prestan cada dólar con deuda inmediata asociada a él, ¿de dónde sale el dinero para pagar esta deuda?

Sólo puede venir nuevamente del banco central. Lo que significa que el banco central tiene que incrementar constantemente su suministro de dinero para temporalmente cubrir la deuda pendiente creada, y puesto que ese nuevo dinero es prestado con interés, ¡crea más deuda!

El resultado final de este sistema sin falla es la esclavitud. Porque es imposible para cualquier gobierno y para la población, salir algún día de esta deuda auto – generada.

La Reserva Federal es una corporación privada. Es tan federal como "Federal Express". Hace sus propias pólizas y está virtualmente sin regulación del gobierno de los EEUU. Es un banco privado que presta toda la moneda con interés al gobierno norteamericano, completamente consistente con el modelo del banco central fraudulento del que ese país buscó escapar cuando declaró su independencia en la Guerra Revolucionaria Estadounidense.

El control de la economía y el robo perpetuo de la riqueza es solo un lado del cubo de Rubik que los banqueros tienen en sus manos. Otra herramienta para ganancia y control, es la guerra. Desde el origen de la Reserva Federal de 1913, un número de grandes y pequeñas guerras han comenzado. Las tres más pronunciadas fueron la Primera Guerra Mundial, la Segunda Guerra Mundial y Vietnam.

La cosa más lucrativa que puede ocurrir a los banqueros internacionales, es la guerra, porque obliga al país beligerante a pedir aún más dinero del Banco de la Reserva Federal con intereses.

La Primera Guerra Mundial causó 323 mil estadounidenses muertos; J. D. Rockefeller ganó alrededor de 200 millones de dólares, sin mencionar que la guerra costó alrededor de 30 mil millones de dólares para los estadounidenses. La mayor parte de esa cantidad, fue pedida al Banco de Reserva Federal con interés, expandiendo aún más las ganancias de los banqueros internacionales.


Imagen obtenida de http://www.nopasaran.es/wp-

O sea, los grandes bancos centrales: el Banco Central Europeo y la Reserva Federal Americana, son bancos privados, que emiten todo el dinero que va a parar a los pequeños bancos de cualquier país o conjunto de países. Este dinero es emitido con un interés, es decir, cada euro o cada dólar que entra al mercado, lo hace con un interés, siendo en realidad 1 euro/dólar + un porcentaje.

Cuando los bancos centrales reclaman ese interés, no hay dinero para pagarlo, y hay que pedir más dinero (con interés) a esos mismos bancos para poder pagar la deuda. El resultado de esto es que la deuda aumenta, los bancos más pequeños empiezan a quebrar, el estado se queda sin dinero y el país entra en crisis. "Es como si tú pides un crédito al banco, y luego le pides otro para pagar el anterior y así sucesivamente. Jamás acabarás de pagarlo y siempre tendrás que estar a merced del banco", explica un entendido catedrático universitario.

Los bancos centrales pueden hacer que haya crisis cuando quieran, pueden hacer que un país prospere o se hunda en la miseria. Si observamos con cuidado, todo encaja. ¿A quién pertenecen entonces los países, los gobiernos (cualquiera que sea su bandera política) y sus habitantes? A los banqueros, dueños del dinero y del poder.

Con la canción "La Carencia" de Panteón Rococó, yo mejor me voy con la música a otra parte: Por la mañana yo me levanto /no me dan ganas de ir a trabajar/subo a la combi voy observando /que toda la gente comienza a pasar/ por la avenida va circulando /el alma obrera de mi ciudad /gente que siempre esta trabajando / y su descanso lo ocupa pá soñar. /Después de ocho horas de andar laborando / desesperanza se siente en el hogar /pues con la friega que hay a diario /ya no alcanza pá progresar /y así han pasado decenas de años / pues en un mundo globalizado /La gente pobre no tiene lugar /Y la carencia,, arriba /y los salarios, abajo /con lo que gano en esta empresa no me alcanza pá tragar /y la carencia, arriba /y los salarios abajo /y yo le digo a mi Teresa no me voy a resignar.

Conmoción en el mundo en 1968


Teresa Carreón

El año de 1968 ha sido reiteradamente señalado como un año que ha marcado un hito en la historia mundial; inquietante y extraño año histórico repleto de acontecimientos eminentemente significativos, sin los cuales resultaría imposible comprender la realidad actual. La sucesión de hechos históricos trascendentes se ubica por el Continente Americano, por Europa y Asia.

En documentos como "El Año Histórico de 1968" de Ricardo Ribera, se pasa revista a los hechos de la época y aquí hay un extracto:

* El mayo francés. Durante más de un mes, los estudiantes universitarios de París y otras ciudades francesas tuvieron en jaque al gobierno derechista del duro general De Gaulle. La revuelta, iniciada en asambleas de los recintos universitarios y trasladada rápidamente a las calles, levantó barricadas y aisló del resto de la ciudad el céntrico Barrio Latino, habitado mayormente por estudiantes y extranjeros.

* La primavera de Praga y su aplastamiento. Paralelamente a los acontecimientos del mayo francés, que galvanizó el descontento de los estratos juveniles en Europa occidental, al otro lado de "la cortina de hierro" (según la expresión de Churchill), en los países de Europa del Este, las expectativas se levantaban en torno al experimento de reforma del socialismo emprendido por las autoridades checoslovacas.

* Auge y fracaso de la revolución cultural china. 1968 fue un año decisivo para el futuro de China: la revolución cultural maoísta, iniciativa levantada por Mao Tse Tung no logró reponerse y pasó a la historia como otro fracaso del "gran timonel".

* La ofensiva del Tet en Vietnam. 1968 significó un punto de inflexión en la guerra de Vietnam, señalando un antes y un después. La presencia militar norteamericana estaba en esa fecha en su punto más alto: 536 mil soldados. Pero, la ofensiva guerrillera del mes de enero, coincidiendo con las festividades del Tet que marcan el inicio de la época lluviosa en el trópico vietnamita, cambió la tendencia a la escalada militar y a partir de ese momento Estados Unidos buscó la forma de retirarse. El fracaso del intervencionismo imperial se hizo patente e insostenible.

* Las protestas por Vietnam, el movimiento hippie y el festival de Woodstock. La derrota de Estados Unidos fue obra del pueblo vietnamita, que pagó un precio muy elevado: cerca de un millón de muertos. Pero, sin duda, resultó determinante también el vuelco de la opinión pública norteamericana contra la continuación de esa guerra que cobró 58 mil vidas de jóvenes estadounidenses y destrozó el futuro de unos 300 mil que fueron heridos o mutilados.

* La matanza de Tlatelolco. Los acontecimientos de 1968 en nuestra capital, iban a demostrar el dramatismo que las luchas sociales podían alcanzar. Nuevamente, los estudiantes universitarios eran los grandes protagonistas. Pero una protesta pacífica terminó en una masacre. Se explicaría que tal represión violenta sucediera en alguna de las dictaduras militares que asolaban el continente, pero no en México, que junto con Chile y Costa Rica, era de los pocos países latinoamericanos con larga tradición democrática en esa época. El gobierno de Díaz Ordaz venía mostrando una tendencia al autoritarismo que se exacerbó en la coyuntura del 68.

* La huelga de ANDES. El 21 de junio de 1968, un día antes del Día del Maestro, el magisterio nacional de El Salvador se proclamó en huelga general, marcando el inicio de la crisis social derivada del proceso de integración económica de la región, conocido como Mercado Común Centroamericano. Su fracaso provocó la guerra entre El Salvador y Honduras de 1969, y sentaba las bases para la exacerbación de las contradicciones sociales a todo lo largo de la década de los setenta.

* "I had a dream" en Memphis, Tennessee, el "sueño" de Martin Luther King se convirtió en pesadilla el 4 de abril de 1968. Una de las figuras más importantes de la lucha por los derechos civiles y la igualdad de razas, moría asesinada en el motel Lorraine. La rabia e indignación que el atentado racista provocó entre sus simpatizantes derivó en violentos disturbios y protestas por todo el país, que dejaron cerca de 50 muertos y más de 25.000 detenciones.

* Berlín, la capital alemana fue escenario de violentos enfrentamientos entre la policía y los estudiantes, que pedían reformas en la educación, libertad sexual o la emancipación de la mujer. El movimiento estudiantil se había radicalizado a partir de la muerte, el 2 de junio de 1967, de un estudiante (Benno Ohnesorg) por los disparos de la policía durante una marcha de protesta contra la visita del Sha de Persia. De los grupos más extremistas surgieron después grupos terroristas como la RAF (Fracción del Ejército Rojo).

* En Irlanda del Norte, los católicos del ULSTER protagonizan marchas pacíficas en defensa de sus derechos civiles, especialmente por el trato discriminatorio en cuestiones de vivienda y empleo, y convocan una gran protesta en Londonberry para el 8 de octubre de 1968. Los protestantes anuncian también para ese día una gran manifestación, que se saldó con importantes disturbios y la intervención de la policía. Al crecer la tensión entre ambas comunidades, el IRA (Ejército Republicano Irlandés), inicia una campaña de violencia, finalizando con el desembarco de las tropas británicas en costas irlandesas.

* En Tokio, Japón, los universitarios protagonizaron numerosas protestas contra el Tratado de Seguridad (Ampo) firmado con EEUU y, por extensión, contra el acuerdo de paz entre Japón y Corea del Sur, y contra la Guerra de Vietnam, y fueron sumando otras reivindicaciones. Las protestas se generalizaron más allá de los campus universitarios: huelguistas y manifestantes plantaban cara a la policía con piedras, palos y bombas molotov. Incluso quienes estaban a favor o en contra de las protestas se enfrentaban entre sí. Las huelgas estudiantiles duraron hasta la primavera de 1970.

* También en Roma hubo protestas estudiantiles y huelgas demandando reformas educativas en la primavera del 68. Las universidades de Roma, Trento y Torino fueron los principales escenarios de las protestas y disturbios que desembocaron en auténticas batallas campales con la policía.

1968 ha sido identificado también, como una revolución cultural. Los Rolling Stones y Janis Joplin, entre otros, esparcieron por el mundo la semilla y la esencia del movimiento de transformación. El rock and roll fue una de las principales señas de identidad de los hippies que simbolizaban el cambio, la insurgencia, el inconformismo. La banda sonora "Hair" representaba perfectamente el espíritu de 1968. Su canción "Aquarius" proclamaba la libertad, el amor libre y un mundo nuevo convirtiéndose en otro de los símbolos culturales.



Mientras que el Papa Pablo VI condenaba el uso de anticonceptivos, The Doors cantaban la erótica "Hello I love you", o la antibelicista "El soldado desconocido". Joan Manuel Serrat, con su canción "Poco antes de que den la diez", mostraba el cambio que se estaba produciendo en la sociedad al atreverse a cuestionar una de las tradiciones clásicas de la cultura familiar española: la inocencia de sus jovencitas.

En México, los jóvenes del Comité de Huelga, de la Escuela Superior de Ingeniería y Arquitectura de Zacatenco, en agosto de 1968 modificarían la letra de la famosa canción de protesta "Aleluya", interpretada por Massiel. Con ella, yo me voy con la música a otra parte: Estas son las cosas que me hacen/repudiar al gobierno loco del/fascista Días Ordáz, fuera Tavo, fuera Tavo, aleluya. /Las metrallas en la mano/un herido muy cercano/la masacre no termina/una noche de granadas/muchas vidas destrozadas. /Aleluya.