sábado, 29 de enero de 2011

LA AUTOACEPTACIÓN ES EL NÚCLEO DE LA TRANSFORMACIÓN

Entrevista a Mario Alonso Puig: Uno de los máximos investigadores de la Inteligencia Humana y del Aprendizaje habla sobre Psiconeuroinmunobiología

El Dr. Mario Alonso Puig ha ejercido la Cirugía General y del Aparato Digestivo durante más de 25 años.

Define y Verifica los estudios sobre Psiconeuroinmunobiología:

La ciencia que estudia la conexión que existe entre el pensamiento, la palabra, la mentalidad y la fisiología del ser humano. Una conexión que desafía el paradigma tradicional. El pensamiento y la palabra son una forma de energía vital que tiene la capacidad (y ha sido demostrado de forma sostenible) de interactuar con el organismo y producir cambios físicos muy profundos.

Estudió Medicina y Cirugía por la Universidad de Harvard, completó su formación con un Master en Dirección Hospitalaria (IESE), Diploma Internacional de Estudios Superiores en Sofrología Médica y, además, recibió el Premio máximo al Mérito en Comunicación y Relaciones Humanas por el Instituto Dale Carnegie de Nueva York. Es miembro de la Academia de Ciencias de Nueva York y de la Asociación para el Avance de la Ciencia.

Trabajó durante dos años en el Instituto de Ciencias Neurológicas de Madrid y ha dedicado gran parte de su vida al estudio de las Funciones Superiores del Cerebro. Por otra parte, su interés particular en el Aparato Digestivo le ha llevado a aplicar sus conocimientos y experiencias al mundo del estrés y a su repercusión en las dolencias digestivas.

Es uno de los máximos investigadores de la Inteligencia Humana y del Aprendizaje.

Aquí pueden ver su Biografía: http://www.marioalonsopuig.com/bio.php

Recopilamos seguidamente el contenido de la entrevista en el Canal TV3.

-Más de 25 años ejerciendo de cirujano. ¿Conclusión?

-Puedo atestiguar que una persona ilusionada, comprometida y que confía en sí misma puede ir mucho más allá de lo que cabría esperar por su trayectoria.

-¿Psiconeuroinmunobiología?

-Sí, es la ciencia que estudia la conexión que existe entre el pensamiento, la palabra, la mentalidad y la fisiología del ser humano. Una conexión que desafía el paradigma tradicional. El pensamiento y la palabra son una forma de energía vital que tiene la capacidad (y ha sido demostrado de forma sostenible) de interactuar con el organismo y

producir cambios físicos muy profundos.

-¿De qué se trata?

-Se ha demostrado en diversos estudios que un minuto entreteniendo en un pensamiento negativo deja el sistema inmunitario en una situación delicada durante seis horas. El distrés, esa sensación de agobio permanente, produce cambios muy sorprendentes en el funcionamiento del cerebro y en la constelación hormonal.

-¿Qué tipo de cambios?

-Tiene la capacidad de lesionar neuronas de la memoria y del aprendizaje localizadas en el hipocampo. Y afecta a nuestra capacidad intelectual porque deja sin riego sanguíneo aquellas zonas del cerebro más necesarias para tomar decisiones adecuadas.

-¿Tenemos recursos para combatir al enemigo interior, o eso es cosa de sabios?

-Un valioso recurso contra la preocupación es llevar la atención a la respiración abdominal, que tiene por sí sola la capacidad de producir cambios en el cerebro. Favorece la secreción de hormonas como la serotonina y la endorfina y mejora la sintonía de ritmos cerebrales entre los dos hemisferios.

-¿Cambiar la mente a través del cuerpo?

-Sí. Hay que sacar el foco de atención de esos pensamientos que nos están alterando, provocando desánimo, ira o preocupación, y que hacen que nuestras decisiones partan desde un punto de vista inadecuado. Es más inteligente, no más razonable, llevar el foco de atención a la respiración, que tiene la capacidad de serenar nuestro estado mental.

-¿Dice que no hay que ser razonable?

-Siempre encontraremos razones para justificar nuestro mal humor, estrés o tristeza, y esa es una línea determinada de pensamiento. Pero cuando nos basamos en cómo queremos vivir, por ejemplo sin tristeza, aparece otra línea. Son más importantes el qué y el porqué que el cómo. Lo que el corazón quiere sentir, la mente se lo acaba mostrando.

-Exagera.

-Cuando nuestro cerebro da un significado a algo, nosotros lo vivimos como la absoluta realidad, sin ser conscientes de que sólo es una interpretación de la realidad.

-Más recursos…

-La palabra es una forma de energía vital. Se ha podido fotografiar con tomografía de emisión de positrones cómo las personas que decidieron hablarse a sí mismas de una manera más positiva, específicamente personas con trastornos psiquiátricos, consiguieron remodelar físicamente su estructura cerebral, precisamente los circuitos que les generaban estas enfermedades.

-¿Podemos cambiar nuestro cerebro con buenas palabras?

-Santiago Ramón y Cajal, premio Nobel de Medicina en 1906, dijo una frase tremendamente potente que en su momento pensamos que era metafórica. Ahora sabemos que es literal: “Todo ser humano, si se lo propone, puede ser escultor de su propio cerebro”.

-¿Seguro que no exagera?

-No. Según cómo nos hablamos a nosotros mismos moldeamos nuestras emociones, que cambian nuestras percepciones. La transformación del observador (nosotros) altera el proceso observado. No vemos el mundo que es, vemos el mundo que somos.

-¿Hablamos de filosofía o de ciencia?

-Las palabras por sí solas activan los núcleos amigdalinos. Pueden activar, por ejemplo, los núcleos del miedo que transforman las hormonas y los procesos mentales. Científicos de Harvard han demostrado que cuando la persona consigue reducir esa cacofonía interior y entrar en el silencio, las migrañas y el dolor coronario pueden reducirse un 80%.

-¿Cuál es el efecto de las palabras no dichas?

-Solemos confundir nuestros puntos de vista con la verdad, y eso se transmite: la percepción va más allá de la razón. Según estudios de Albert Merhabian, de la Universidad de California (UCLA), el 93% del impacto de una comunicación va por debajo de la conciencia.

-¿Por qué nos cuesta tanto cambiar?

-El miedo nos impide salir de la zona de confort, tendemos a la seguridad de lo conocido, y esa actitud nos impide realizarnos. Para crecer hay que salir de esa zona.

-La mayor parte de los actos de nuestra vida se rigen por el inconsciente.

-Reaccionamos según unos automatismos que hemos ido incorporando. Pensamos que la espontaneidad es un valor; pero para que haya espontaneidad primero ha de haber preparación, si no sólo hay automatismos. Cada vez estoy más convencido del poder que tiene el entrenamiento de la mente.

-Deme alguna pista.

-Cambie hábitos de pensamiento y entrene su integridad honrando su propia palabra. Cuando decimos “voy a hacer esto” y no lo hacemos alteramos físicamente nuestro cerebro. El mayor potencial es la conciencia.

-Ver lo que hay y aceptarlo.

-Si nos aceptamos por lo que somos y por lo que no somos, podemos cambiar. Lo que se resiste persiste. La aceptación es el núcleo de la transformación. Sin fe en uno mismo hay temor, el temor produce violencia, la violencia produce destrucción, por eso, la fe interna supera la destrucción.

 
En: http://starviewer.wordpress.com/2010/05/14/entrevista-a-mario-alonso-puiguno-de-los-maximos-investigadores-de-la-inteligencicia-humana-y-del-aprendizaje-habla-sobre-psiconeuroinmunobiologia/


viernes, 28 de enero de 2011

NOTICIAS DE MUJERES


Teresa Carreón


Ante el aterrador crecimiento del número de feminicidios en nuestro país, es importante reflexionar y tomar acciones que se dirijan a los propios medios, por el modo que tienen de informar sobre los acontecimientos ocurridos a las mujeres ya que ello incide enormemente en la imagen que de ellas se transmiten.

Una lectura equivocada respecto a estos crímenes impide reflexionar sobre la problemática social en que se ubican, y el machismo sesga las interpretaciones. Un ejemplo descrito por la antropóloga Martha Lamas dice que “cuando en Ciudad Juárez los asesinatos de mujeres empezaron a cobrar notoriedad, hubo autoridades que declararon que esas víctimas eran prostitutas o mujeres fáciles, que llevaban una vida desordenada, que bebían y provocaban con el vestido. Al parecer pensaban que el hecho de que no fueran ‘mujeres decentes’ disminuía la responsabilidad gubernamental de investigar, resolver y frenar esos crímenes…”

La idea principal es que para informar, así como prevenir y perseguir más eficazmente estos asesinatos hay que cambiar el enfoque interpretativo.

En la mayoría de las informaciones que sobre mujeres recibimos cotidianamente, quien informa emite generalmente un juicio moral sobre la mujer descrita en la nota, lo que contribuye a la construcción de una imagen sobre ella que se quedará en el imaginario social. Ello conduce a su invisibilización en las informaciones, fruto de una ideología que desaparece el protagonismo de las mujeres en los espacios diferentes del privado o doméstico al que suele reducirse su radio de acción.

Con ello se ejerce de manera sistemática y de forma sutil, una de las mayores y más graves prácticas del sexismo, ya que cuando se trata de notas de mujeres que laboran en la prostitución, su imagen se propaga enormemente. Sin embargo, los acontecimientos y actuaciones de las mujeres que realizan cualquier otra acción se silencia: ni se publica ni difunde por no reunir los requisitos aparentes del interés periodístico y de actuación de las autoridades, condenándolas al silencio y al ostracismo.

Si no, recuérdese cómo se ha ido suprimiendo la nota de las defensoras de derechos humanos recientemente asesinadas, Marisela Escobedo y Susana Chávez, ocupando un lugar preponderante en las noticias las declaraciones de Daiana Guzmán (a quien ya ni el apellido le anotan) y Thaily Cruz, del caso de acusación por violación del cantante Kalimba.

Mejor me voy con la música a otra parte con la canción “Mujeres” del cubano Silvio Rodríguez: Me estremecieron mujeres /que la historia anotó entre laureles. /Y otras desconocidas, gigantes, /que no hay libro que las aguante.



viernes, 21 de enero de 2011

RETOS DE LA SALUD Y LA EDUCACIÓN EN MÉXICO


Teresa Carreón



En el Simposium “Los Retos de la Salud en México” organizado por la Facultad de Medicina de la UNAM, se alertó acerca del peligro que representan más de 260 “productos milagro” que falsamente prometen curar distintos males, desde eliminar el cáncer, detener la pérdida de cabello, hasta bajar de peso con sustancias o plantas que representan un riesgo para la salud y que según Lucio Lastra Marín, responsable de Operación Sanitaria de la Comisión Federal para la Protección contra los Riesgos Sanitarios (Cofepris), “pueden causar la muerte”.

Botox, Chardon de Marie, Diabetic Nab, Rejuvenal, Hongo Michoacano y Ardinat, fueron mencionados, sin embargo, los asistentes a ese evento criticaron también a los productos de Genomma Lab así como la publicidad difundida en particular por Televisa, criticando la tibieza de las autoridades por eliminar la publicidad engañosa de estos productos.

Octavio Rivero Serrano, ex rector de la UNAM y director del programa “Medicina y Salud” de la Facultad de Medicina de esa universidad, además de calificar a estos productos como fraudulentos y engañosos hacia la población, porque prometen fines terapéuticos que no pueden garantizar, afirmó que a la industria farmacéutica no le interesa curar los padecimientos agudos, ni descubrir medicamentos nuevos para las patologías de la pobreza, sino que se enfoca en “los fármacos para enfermedades crónicas, cuyo uso sea de por vida, como para bajar el colesterol, la diabetes o la hipertensión”.

A los múltiples problemas que aquejan a nuestro país, se le suma este otro, que refleja desde la complicidad entre autoridades corruptas y empresarios, hasta la deficiente educación de los ciudadanos quienes reciben los mensajes como si se tratase de un dogma de fe, los cuales, transmitidos diariamente y repetidos hasta el cansancio por la televisión, superan a los conocimientos y valores que debieran construirse primero en la familia y después en las instituciones educativas supuestamente encargadas de preparar a ciudadanos conscientes de su realidad.

La educación en México enfrenta serios problemas de calidad, no obstante haberse duplicado su presupuesto en la última década: en la prueba PISA, aplicada a estudiantes de 15 años por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), México se ubicó en el último lugar de los países miembros y en el lugar 48 de 57 países en una muestra ampliada, según la escala para dominio de las ciencias; el 40% de los jóvenes entre 16 y 18 años no asiste a la escuela; hay casi 6 millones de personas mayores de 15 años que no saben leer ni escribir y el 44% de la población adulta no terminó su educación básica; la escolaridad promedio en regiones indígenas es de1 año y medio en comparación de 8 años a nivel nacional. Con estos resultados la industria farmacéutica estará lamiéndose los bigotes…

Por eso, mejor me voy con la música a otra parte con la canción “Shine on you crazy diamond” (Brilla diamante loco) del grupo inglés Pink Floyd: Quedaste atrapado en el fuego cruzado /De la niñez y el estrellato /Levado por la brisa de acero /Adelante, tú, objetivo de risas lejanas /Adelante, tú extraño, tú leyenda, tú, mártir, /y ¡brilla!

viernes, 14 de enero de 2011

DIGNIFICAR A LA VEJEZ


Teresa Carreón


La revista española El País Semanal (No. 1789) tiene como tema central y foto de portada uno que ha dejado boquiabiertos a algunos lectores: el sexo después de los 60 años, y salta la pregunta de por qué después de todas las revoluciones sexuales del siglo XX, el sexo en la vejez se mantiene como un tema tabú. Al intentar responder queda claro que todo lo relacionado con la vejez se ha reducido a la nulidad, a lo inservible.
(Para leer el artículo ir a: http://www.elpais.com/articulo/portada/ultimo/tabu/Sexo/partir/elpepusoceps/20110109elpepspor_9/Tes )

Solemos ver el paso del tiempo acompañado de la plenitud, sin embargo, es un hecho que simultáneamente, algo nos va quitando. Si la mirada se esfuerza por enfocar el futuro de pelo cano, se encontrará con una zona de miedo y prohibición: la vejez. La psicoanalista Marie Langer señaló que hay cuatro territorios específicos de la vejez: el deterioro progresivo de la salud, la marginación, la sexualidad negada y la muerte que se avecina.

Así, el modelo femenino a seguir de la madre-abuela personificado por Sara García (la abuelita del cine nacional), representaba una anciana abnegada y complaciente a quien se le rinde tributo y sometimiento, y quien anticipó el destino que venía: una persona añosa sin dientes, sin autonomía, sin existencia de proyectos, con un presente atizado por las amenazas del entorno, prestando un eterno servicio sin manifestar cansancio alguno, sin pensamientos sexuales, de atuendo casto y honesto, sometida y dependiente de todos. Así, da horror envejecer.

Cómo no va a ser así, si esta era promueve lo perverso. La mercadotecnia y la publicidad presentan a la juventud como edad dorada, que encarna adecuadamente los valores del capitalismo: fuerza, vitalidad, aptitud para el trabajo, productividad glorificados por el avance del progreso, valores que se asocian con la belleza y que, por ende, le corresponden en exclusiva a esa etapa, discriminando con base a la edad y generando su violencia correspondiente…

La vejez que se vive ahora ha sido construida en contraposición a los valores humanistas y de cuidado, por ello se considera en el imaginario social a las y los viejos, como una carga. Así, respondiendo prontamente a ese impulso, las empresas se deshacen de ellas y ellos con la cómplice ayuda del gobierno.

Por ello, vale preguntarse ¿Qué condiciones sociales deben darse para que la vejez no se viva en la calamidad ni en la discriminación, sin tener vergüenza de sentirse viejo o vieja? Habrá que citar a H. G. Wells en Los pasajeros del tiempo: “Todas las épocas son infames. Sólo el amor las hace soportables”. Por eso, mejor me voy con la música a otra parte, con la canción del canadiense Leonard Cohen “Dance me to the end of love”: Llévame bailando hasta tu belleza con un violín ardiente / Llévame bailando a través del pánico hasta que sea recogido a salvo / Elévame como una rama de olivo y sé mi retorno, paloma /Llévame bailando hasta el final del amor…

Para ver el mejor video de la canción de Leonard Cohen: http://www.youtube.com/watch?v=Y_PIadFsvDk
 

viernes, 7 de enero de 2011

CRISIS HUMANITARIA EN SUDÁN


Teresa Carreón

El pasado 29 de diciembre se informó a través de los medios que George Clooney y otras estrellas de Hollywood, incluyendo a Brad Pitt y Matt Damon, se sumaban a la ONU y Google para apoyar la vigilancia en Sudán. A través del grupo “Not on our Watch” dichos actores estadounidenses y otras organizaciones se sumaron a la vigilancia por medio de satélites, de la región norte y sur de Sudán. La idea es recabar imágenes en tiempo real para detectar movimientos de tropas y civiles así como otros indicios de posibles conflictos en la región para reducir el riesgo de violencia, la comisión de crímenes de guerra o el abuso de derechos humanos, previo al referendo del próximo 9 de enero que determinará si Sudán quedará dividido entre el norte y el sur.

La situación en que se encuentra la población desplazada en la región de Darfur, al oeste de Sudán es preocupante. Los desplazados internos y los refugiados en el país vecino de El Chad –en su mayoría niños, niñas, mujeres y ancianos- viven en condiciones sanitarias difíciles y arriesgan sus vidas cuando se aventuran fuera de los campamentos.


Los motivos de la ola de violencia interétnica pueden ser varios. Por un lado, los efectos de la interrupción de las negociaciones en Doha entre el Gobierno y uno de los grupos rebeldes más importantes, el Movimiento de Justicia e Igualdad. Por otro, las consecuencias de la sequía y la lucha por agua y alimento. La situación volvió a enfrentar a grupos tribales africanos y árabes con sus más de dos millones de africanos desplazados que pululan de zona en zona como muertos en vida.

El tercer tema es el referéndum del 9 de enero de 2011 en el sur sobre la declaración de independencia del norte. Cincuenta años de guerra civil podrían llegar a un final o desatar otra odisea de tragedias. Los recursos naturales, en particular el petróleo, están en el centro de los intereses.

Todo indicaría que el cuadro tenderá a agravarse. Las principales potencias observan el espectáculo en el país más grande de África, el décimo en tamaño del mundo, sin ninguna asistencia ni iniciativa para prevenir una casi inevitable catástrofe humanitaria. Estados Unidos y la Unión Europea se encuentran priorizando políticas pragmáticas, algunas de carácter mercantilista, con regímenes aberrantes, en lugar de defender con mayor tenacidad los derechos humanos y la protección a minorías en las tensiones multiétnicas. Es de lamentar que eso esté ocurriendo y que las políticas éticas estén siendo reemplazadas por políticas de intereses.
Mejor me voy con la música a otra parte con la canción “Sólo le pido a Dios” del argentino León Gieco: Sólo le pido a Dios /que la guerra no me sea indiferente, /es un monstruo grande y pisa fuerte /toda la pobre inocencia de la gente